Lunes 24 de Febrero de 2020
Fate

Varias empresas apuestan por la carne de origen vegetal

El éxito del movimiento depende de recrear el sabor, el olor y la textura de la carne de origen animal para conquistar los paladares más tradicionales y exigentes

Varias empresas apuestan por la carne de origen vegetal
jueves 13 de febrero de 2020
C

ada vez son más los consumidores que se inclinan por las carnes de origen vegetal. Ante esta realidad, las nuevas empresas que comparten un compromiso por proteger el medio ambiente han dominado el mercado relativamente nuevo de alimentos vegetarianos que tienen el sabor y la apariencia de la carne.

Con este escenario, un nuevo grupo de compañías ha empezado a elaborar carne sin carne, tal como es el caso de las compañías como Beyond Meat, Impossible Foods, Tyson, Smithfield, Perdue, Hormel y Nestlé.

La carne basada en plantas se está convirtiendo en un elemento fijo de las dietas de más personas, mientras éstas buscan reducir su consumo de carne entre preocupaciones ambientales y de salud. Por esta razón, los analistas pronostican que el mercado global para estas alternativas podría alcanzar los 85 mil millones de dólares para 2030.

“Hay una creciente demanda allí afuera”, dijo John Pauley, ejecutivo en Smithfield, uno de los productores de cerdo más grandes de Estados Unidos. “Seríamos unos tontos si no prestáramos atención”.

En septiembre, Nestlé lanzó la Awesome Burger, un medallón sin carne. Smithfield, por su parte, inició una línea de hamburguesas, albóndigas y salchichas basadas en soja, y Hormel empezó a ofrecer carne picada fabricada con plantas. En tanto, Tyson está lanzando una hamburguesa mitad carne, mitad plantas, y Perdue está vendiendo nuggets combinados, al mezclar pollo con nutrición vegetal de coliflor y garbanzos.

Pat Brown, director ejecutivo de Impossible Foods, hace mucho tiempo que describe la creación de carne alternativa como un imperativo ambiental. “Todo aspecto de la industria de la comida basada en animales es enormemente más trastocadora ambientalmente e ineficiente en recursos que cualquier sistema basado en plantas”, indicó.

Brown enfatizó que el éxito del movimiento depende de recrear auténticamente el sabor y la textura de la carne. “Si básicamente son solo hamburguesas vegetales reconvertidas, el daño que nos hace no es competencia”, dijo el ejecutivo, a la vez que añadió que “refuerza la creencia del consumidor de que un producto basado en plantas no puede ofrecer lo que desea el amante de la carne”.