Jueves 21 de Enero de 2021
Fate

Féculas y almidones: viejos conocidos que recobran protagonismo

Preferidos por los veganos y los intolerantes al gluten, son utilizados para preparar galletitas, postres, pastas y hasta panes mucho más esponjosos y suaves

Féculas y almidones: viejos conocidos que recobran protagonismo
miércoles 13 de enero de 2021
T

odos aman los alfajores de maicena, pero no muchos conocen que el ingrediente especial de este postre es la fécula de maíz, un producto que tiene un sinfín de usos gastronómicos.

Las féculas o almidones se extraen de las semillas, tubérculos y raíces de muchas plantas, y con ellos se puede desde espesar sopas, hasta hacer postres, pizzas, panes, panqueques, galletitas, pastas  y tortas. Una de sus características es que absorben mayor cantidad de humedad que la harina de trigo tradicional, lo que da como resultado panes mucho más suaves y esponjosos.

Estos ingredientes se han usado tradicionalmente en las cocinas argentinas, pero han recobrado protagonismo gracias a la creciente demanda vegana por su capacidad para sustituir a los productos de origen animal.

A pesar de que químicamente no existe diferencia entre el almidón y la fécula, el primero se extrae de cereales como el maíz, mientras que el segundo es extraído de tubérculos como la papa, yuca o mandioca.

Otra de sus grandes particularidades es que no afectan ni el sabor ni el aroma de las preparaciones. El secreto al utilizar estos productos es tener en cuenta que entran en acción mediante el calor; es por ello que, para poder aprovechar sus beneficios, es necesario entibiarlos previamente.