Jueves 21 de Enero de 2021
Fate

Las nuevas tendencias del vino argentino

Te contamos cuáles son las novedades de la industria vitivinícola local

Las nuevas tendencias del vino argentino
lunes 11 de enero de 2021
V

iñedos en regiones no tradicionales, nuevas cepas y envases disruptivos. Un análisis de los cambios que atraviesa el sector vitivinícola nacional.

 

Innovación y diferencial de las cepas “menos conocidas”

De acuerdo a un reporte del Instituto Nacional de Vitivinicultura, el malbec es la uva más plantada de la Argentina con casi 45.000 hectáreas. La siguen en superficie cultivada la bonarda, el cabernet sauvignon y el syrah, en ese orden.

Sin embargo, fueron varias las bodegas que “rompieron los moldes” en los últimos años y apostaron a cepas pocos tradicionales, como riesling, gewürztraminer, marsanne, roussanne, tannat, sangiovese, barbera, garnacha, petit manseng, petit verdot, pinot gris, caladoc, albariño ancellotta y cabernet franc.

Las bodegas aseguran que el consumidor en general y el público joven en particular se muestra positivo y dispuesto a probar otras variedades.

 

Viñedos australes, al nivel del mar y en valles con suelos geológicos

Desde Salta hasta la Patagonia, la Argentina cuenta con potencial para elaborar una gran variedad de vinos gracias a su diversidad de climas. Si bien Mendoza logró consolidarse como la principal provincia de cultivo y elaboración de vinos del país, otras regiones y microrregiones han desarrollado algún tipo de actividad vitivinícola en los últimos años. Tal es el caso del Valle de Pedernal, en San Juan; el departamento de Sarmiento, en Chubut; Chapadmalal, en la provincia de Buenos Aires; y los Valles Calchaquíes, en Salta.

 

Envases alternativos

Las bodegas también se animan a innovar y ofrecen distintos formatos para acercar aún más el vino a los consumidores. En este sentido, la tapa a rosca ya logró ganarse un lugar gracias a su practicidad. Además, es un insumo más económico para las bodegas que evita el traslado de problemas asociados al corcho a las botellas.

Por otro lado, el vino en lata se convirtió en todo un fenómeno que atrae a nuevos consumidores. Se trata de un nuevo tipo de formato portable que permite un consumo individual y formal. Además, su capacidad de reciclaje encaja perfectamente con la conciencia ambiental de los amantes del vino.