Viernes 27 de Noviembre de 2020
Fate

Nueva regulación para la yerba mate

La disposición estatal para mejorar la calidad de la materia prima desde los productores a la industria

Nueva regulación para la yerba mate
miércoles 18 de noviembre de 2020
U

na nueva normativa regulará el porcentaje de palo y polvo en la yerba mate que se comercialice en el país. La disposición del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) apunta a mejorar la calidad y el consumo del producto. La letra chica del reglamento incluye a todos los actores de la cadena yerbatera y exige especificaciones microbiológicas que aseguren la inocuidad de la materia prima.

La resolución 379/2020 fue publicada en el Boletín Oficial con el objetivo de dar a conocer el nuevo reglamento para el control de la inocuidad de la yerba mate. Bajo esta nueva disposición, todas las firmas y operadores (recepción, transporte, secado) de yerba mate en el territorio nacional deberán cumplir con estatutos de recepción y secansa de la materia prima, asegurando que el producto no contenga un porcentaje superior al 35% de palo y polvo (incluida la fibra cruda).

En este sentido, el Gobierno, a través del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), pretende regular la calidad de la hoja verde y la yerba mate canchada –nacional o importada– en todos los eslabones de la cadena. Respecto de la última, la disposición señala que no deberá presentar alteraciones ni materias extrañas como semillas, bayas y vegetales, entre otras.

Lejos de ser aleatoria, la medida es la resultante de los estudios en la yerba mate de canchada realizados por el instituto durante 2019 y 2020. Al respecto, los resultados de los análisis de laboratorio en la materia prima evidenciaron un incremento en el porcentaje de palo y polvo en los últimos años.

Respecto a los establecimientos secaderos, el reglamento indica que la totalidad del palo resultante del proceso de elaboración de la yerba mate canchada deberá ser descartado, asegurando de esa forma la calidad de la materia prima y estimulando el consumo del producto.