Miércoles 21 de Octubre de 2020
Fate

Mercado Novo y Café Jetiboca: una honra a las raíces de Minas Gerais

Tras instituir un plan formal para un mayor crecimiento, el dueño de Jetiboca y los otros inquilinos del Mercado buscan honrar las tradiciones de la localidad brasileña de Minas Gerais

Mercado Novo y Café Jetiboca: una honra a las raíces de Minas Gerais
miércoles 14 de octubre de 2020
E

n 1962, en Belo Horizonte, la capital de Minas Gerais (Brasil), se inauguró un desarrollo inmobiliario de vanguardia: un nuevo mercado central llamado Mercado Novo que encarnaba el carácter contemporáneo de la capital y atendía a la creciente población instruida, ansiosa por ver la arquitectura moderna en el centro de la ciudad.

El Mercado Novo fue construido para reemplazar el Mercado Central. Sin embargo, eso nunca sucedió: el Mercado Central resistió y sigue siendo uno de los hitos de la ciudad en la actualidad.

El Mercado Novo permaneció como un elefante blanco hasta 2018, cuando Rafael Quick y sus socios en una cervecería local vieron el edificio como un lugar viable para abrir una estación de embotellado y un bar-restaurante. La idea resultó ser un éxito y, poco después, muchos otros empresarios se interesaron en ocupar las otras tiendas vacías. Ahora, después de instituir un plan formal para un mayor crecimiento del mercado, Quick y los otros inquilinos buscan honrar los negocios tradicionales de Minas Gerais y del mercado mismo, muchos de ellos todavía en el primer piso, y mantener vivo el carácter original.

El mercado también fue el escenario perfecto para vender el café de la finca familiar de Quick. Café Jetiboca abrió sus puertas a fines de 2018, con todo el café de la tienda insignia y tostadora proveniente de la finca Rochedo Lourenço, en una región llamada Jetiboca, que se encuentra en la microrregión de Matas de Minas.

Como el Mercado Novo debió cerrar sus puertas a causa del COVID-19, Jetiboca se ha centrado en el delivery y en el lanzamiento de un nuevo servicio de suscripción. Cuando el mercado vuelva a abrir será con nuevos protocolos de seguridad y restricciones de capacidad. Quick está trabajando en un servicio para que los clientes puedan recoger su café fácilmente sin tener que bajarse del auto.

En cuanto a sus ofertas, enfatiza en que no todo el café que han estado vendiendo se considera de especialidad. “Lo que queremos hacer es vender un producto honesto a un precio justo, y lo estamos logrando”, resaltó.

Lo que se está haciendo con Café Jetiboca, y con Mercado Novo en su conjunto, es único, ya que se trata de honrar las raíces de Minas Gerais. Quick explica que la gente está interesada en patrocinar negocios que profundizan en la relevancia cultural. “Supongo que nuestro punto principal aquí no es ser viejo, sino ser auténtico. Cuando miramos nuestro pasado, Minas Gerais tiene una cornucopia cultural. Aportamos autenticidad, porque miramos hacia adentro. Cuando miramos afuera, en otras cafeterías, o en cualquier otro negocio, todos se ven iguales, porque copian lo que ven en el extranjero; para mí, esa es una oportunidad desperdiciada de hacer algo significativo”, concluyó.