Jueves 21 de Noviembre de 2019
Fate

La Serenísima innova en el segmento dulce de leche

La empresa láctea lanzó dos nuevas variedades en fusión con Arcor: una con chocolate Águila y otra que sirve como relleno para chocotorta; en un mes ya representaron más del 5% de las ventas

La Serenísima innova en el segmento dulce de leche
jueves 07 de noviembre de 2019

Hace poco más de un mes, la empresa líder en el segmento lácteo, La Serenísima, entendió que era tiempo de innovar con productos tradicionales y lanzó dos variedades nuevas de dulce de leche en fusión con la compañía de golosinas, Arcor. Se trata de un dulce con chocolate Águila y un relleno para chocotortas, que desde que salieron al mercado ya representan el 5% de las ventas.

“Hace algunos meses que veníamos percibiendo que los consumidores pedían innovación en esta categoría. Un estudio de personal shoppers nos dio como resultado que muchos pedían probar cosas nuevas, por eso nos aventuramos en hacer estos desarrollos”, expresó Fernando Siciliano, gerente de Marketing de Mastellone Hermanos S.A, propietaria de La Serenísima.

Si bien el lanzamiento se hizo hace algunas semanas, La Serenísima optó por no realizar campañas de marketing para ver la reacción espontánea del público con los productos en las góndolas. Al poco tiempo, las fotos de las nuevas etiquetas poblaron las redes sociales, obteniendo grandes resultados.

“Lo que pasó en redes fue una sorpresa positiva. Vimos una reacción orgánica muy genuina, que invitaba a otros a probar el producto. Estas reacciones nos llevaron a organizar acciones publicitarias específicas para este tipo de canales. Recién ahora decidimos lanzar una campaña masiva para contar la novedad”, detalló Siciliano.

Tanto el relleno para chocotorta como el dulce de leche con chocolate Águila vienen en potes de 300 gramos y se comercializan a 104,35 pesos (347,48 pesos por kilo). El precio es ampliamente superior al clásico Colonial –el emblema de la marca–, que sale aproximadamente 260 pesos por kilo.

Según la consultora Nielsen, previo al lanzamiento La Serenísima contaba con el 42% del consumo dentro de la categoría, con sus tres variedades Tradicional, Colonial y Repostero. La valentía de empezar un nuevo camino mediante el cruce de marcas está relacionada con lo importancia que tienen tanto el chocolate Águila como la chocotorta en las casas de los argentinos: el primero es considerado como un producto de excelencia; mientras que la segunda, asociada automáticamente con la marca Chocolinas, es uno de los postres favoritos de los más chicos.

“Son dos fusiones que ayudan a hacer un producto nuevo en una categoría que hasta ahora no existía. Águila es una marca establecida y líder en su segmento. Y la chocotorta es una preparación habitual que tiene a Chocolinas casi como propietaria de su nombre”, contó Siciliano.

A pesar de que los lanzamientos se realizaron en colaboración con ambas firmas, solo La Serenísima trabajó en el desarrollo de los planes de comercialización. El objetivo ahora es consolidar los lanzamientos y pensar en nuevas fusiones posibles.

“Van a aparecer nuevos cruces con Arcor, pero no antes de fin de año. Por el momento queremos que crezcan las nuevas etiquetas”, concluyó el gerente.