El maní, una producción esencialmente exportadora

La Argentina es el principal exportador de maní de calidad a nivel global, ya que envía al exterior el 95% de su producción. No obstante, desde el sector buscan impulsar el consumo interno

El maní, una producción esencialmente exportadora
martes 11 de septiembre de 2018

Pese a los perjuicios por mal clima en los últimos dos ciclos agrícolas, la producción de maní, principalmente radicada en la provincia de Córdoba, sigue siendo una de las más fuertes del sector agroindustrial.

La Argentina ostenta el título de mayor exportador de maní de calidad a nivel global gracias a que se envía al exterior el 95% de la producción, proveniente de Córdoba en más de un 90%.

De acuerdo a un reporte de la Cámara Argentina del Maní (CAM), la sequía padecida en la zona núcleo durante la campaña 2017/2018 “ha afectado significativamente los rindes estimados, marcando una disminución de la producción de maní en grano de alrededor de un 22% respecto de la cosecha anterior”.

Asimismo, las precipitaciones registradas en el mes de abril también afectaron la producción. De esta manera, la proyección es de 980.591 toneladas en vaina, en comparación con las 1.252.631 toneladas registradas en el ciclo 2016/2017, que ya había padecido mermas a causa de la menor superficie cultivada por las inundaciones. Este año, por la sequía, los rindes pasarían de 2,18 toneladas por hectárea en 2017 a 1,53 toneladas.

Debido a los bajos rindes en el último ciclo agrícola, proyectan que el saldo exportable también disminuirá, pasando de 541.321 a 381.670 toneladas, alrededor de un 27% menos en relación al año pasado. De esa manera, la CAM y la Bolsa de Cereales de Córdoba estiman que la pérdida para la industria será mayor a los doscientos millones de dólares.

No obstante, el presidente de la CAM, Javier Martinetto, se mostró esperanzado porque este año se sembró un 5% más de hectáreas que el año pasado, totalizando 423.000 hectáreas.

En ese sentido, dijo que “se van rompiendo paradigmas de manera permanente. Quince años atrás, sembrar maní al sur de la Ruta 8 era una locura. Actualmente, ya se siembra cerca de Santa Rosa, en La Pampa. En la búsqueda de rotaciones correctas se amplía el área de siembra para lograr la sustentabilidad del sistema productivo”.

En la misma línea, el ejecutivo manifestó que “el sector es muy activo, es muy de apostar al futuro. A pesar de las temporadas difíciles, se sigue invirtiendo, manteniendo tecnología de punta en plantas industriales y en maquinaria agrícola. Superado este momento poco grato, están las bases para crecer”.

La mayor cantidad de envíos al exterior de maní argentino se realizan a países de la Unión Europea, que en total compran entre un 60% y un 70% de la producción. Luego le siguen Rusia y China.

Por otro lado, la Argentina es el país que tiene mayor valor agregado en origen. Sin embargo, el 70% del maní es blancheado. Al respecto, el presidente de la CAM manifestó que “para ser más rentables, el desafío es pasar de exportar este tipo de variedad en bolsones a hacerlo en paquetes pequeños; en productos con marca propia, en envases más chicos que vayan directamente a la góndola”.

En relación al consumo de maní en el país, Martinetto sostuvo que “el bajo consumo es una cuestión cultural. En otros países, como China y la India, donde el consumo per cápita es mayor, se utiliza mucho como fuente proteica. Acá siempre hemos tenido carne y nunca se ha valorado tanto las proteínas de otras materias primas como el maní”.

Por ese motivo, afirmó que “uno de los ejes de la campaña es resaltar las ventajas nutricionales del maní como alimento, aportante de vitaminas de alta calidad y aceites esenciales similar a otros frutos secos”. Y agregó: “Queremos enseñarle al público a incorporarlo dentro de la concina, no solo consumirlo para acompañar la cerveza”.

PERSONALIZAR

Elegí tu provincia para mostrar en la página principal: