Lunes 06 de Abril de 2020
Fate

La historia del whiskey bourbon

Oriundo de Estados Unidos, el bourbon es un destilado a base de maíz, criado en barricas carbonizadas de roble blanco nativo americano

La historia del whiskey bourbon
viernes 10 de agosto de 2018

Para explicar la historia del whiskey bourbon en Estados Unidos es necesario remontarse a la llegada de los primeros colonos, provenientes de Francia, España, Gran Bretaña, Irlanda y Escocia. De esa forma, los europeos, que escapaban por conflictos económicos o persecuciones religiosas, importaron consigo el arte de la destilación.

En la nueva tierra, los colonos tuvieron que adaptar su materia prima: pasaron de la fabricación de cerveza con cebada y la fermentación de uvas a elaborar alcoholes con centeno, maíz y manzanas.

A mediados de 1700, se buscó trasladar a los colonos hacia lo que sería Kentucky. Fue allí cuando los escoceses e irlandeses comenzaron a fabricar whiskey de centeno. Luego, descubrirían las ventajas del maíz, que era más económico y tenía mejores rendimientos, y su mezcla  con el agua local.

La suerte cambiaría para siempre hacia fines de la década de 1780, con el advenimiento del comercio con Nueva Orleans. Elijah Craig, un clérigo destilador, se dio cuenta de que la manera más simple y económica de limpiar un barril de pescado y reusarlo para guardar whiskey era quemando su interior.

En 1791, George Washington instauró un impuesto a la producción de whiskey. Esto provocó la llamada rebelión del whiskey, comandada por los fabricantes, en su mayoría exveteranos de guerra. Tras superar esa disputa, las destilerías comenzaron a operar bajo licencia.

Sin embargo, años más tarde, una nueva lucha azotaría el mercado del whiskey: en 1920 el Congreso aprobó la 18º Enmienda, también conocida como la Ley Seca, por lo que gran parte de las destilerías de bourbon fueron clausuradas o se convirtieron en ilegales. Algunas desaparecieron por completo, pero otras como Maker’s Mark y Beam lograron reabrir sus puertas tras la derogación de la prohibición en 1933.

La década del setenta no fue buena para el bourbon, ya que por primera vez en Estados Unidos se vendió más vodka y ron que otros destilados. Se cree que ello se debió a que los jóvenes buscaban bebidas más livianas para tomar en los boliches o en las playas. Ahora, con el resurgir de la coctelería clásica, se vuelven a imponer los tragos en los que el whiskey es el protagonista, ya sea el bourbon como el rye whiskey.

En 1964, el Congreso reconoció al bourbon como destilado nativo de América. No obstante, cabe aclarar que en la ciudad de Bourbon ya no existen destilerías, sino que la mayoría se concentra en Louisville y Franklin; es decir que bourbon no responde a una denominación de origen, sino al estilo de whiskey, que se puede producir en cualquier parte de EE.UU.