Sábado 22 de Febrero de 2020
Fate

Mevi Bodega Boutique: tecnología aplicada a la producción vitivinícola

La bodega, que se construyó en 2008 y que resalta el turismo rural, cuenta con un laboratorio de control de calidad para hacer el análisis de los vinos

Mevi Bodega Boutique: tecnología aplicada a la producción vitivinícola
jueves 19 de diciembre de 2019

El principio de la Bodega Mevi Boutique, ubicada en Coquimbo (Mendoza), parte del principio “el vino nace en el viñedo”, por lo que hacen especial hincapié en la selección y el cuidado de las vides, procurando en todo momento la obtención de la máxima calidad de las uvas.

El proceso de elaboración se realiza mediante la carga de los vinos en los tanques de fermentación por gravedad, operando desde el primer piso. Una vez terminada la fermentación de las uvas, el vino proveniente del descubado y prensado de los orujos es almacenado de acuerdo a su clasificación en tanques de acero inoxidable (varietales) o barricas de roble francés y americanos (reservas).

La nueva bodega se comenzó a construir en abril de 2008 y la primera elaboración se hizo en marzo de 2009. Para el 16 de abril de 2011, la complementaron con un área turística que consta de dos alas principales de elaboración y de guarda. Además, posee oficinas administrativas, un centro de recepción para visitantes y una sala de degustación con dos terrazas: una que mira al este y a los viñedos, y la otra al oeste con vista a la Cordillera de los Andes. El total del área cubierta y semidescubierta es de 1.000 metros cuadrados.

La bodega cuenta con un laboratorio de control de calidad instalado para hacer el análisis de control de los vinos. Éstos se embotellan en la bodega luego de un adecuado estacionamiento (un año para vinos en barricas). La sala de barricas y guarda de vinos se encuentra aislada térmicamente y refrigerada para mantener la temperatura constante en 16/17ºC.

Mevi elabora principalmente cuatro cepas: Cabernet Sauvignon, Malbec, Chardonnay y Syrah. Hasta la fecha, se han comercializado tanto para el mercado externo como el local. Los vinos San Gimignano se comercializan en el mercado interno y en América Latina, mientras que la etiqueta Barricas del Plata está reservada para el mercado local y otros destinos de exportación.

Es importante resaltar que la botella San Gimignano Roble 2013, de color violeta oscuro brillante, tiene un diáfano e intenso aroma floral que recuerda a violetas, coco y vainilla. En paladar ofrece buen volumen y grata fluidez, ya que sus taninos están casi amalgamados y desde el comienzo entrega un intenso sabor a vainilla y coco, acompañados por un sabor de violetas dulzonadas, con final bien largo. Este vino es criado durante un año en barricas.