Viernes 03 de Abril de 2020
Fate

Queso sin animales: sostenible, ético y saludable

Fondos de inversión apuestan al desarrollo de nuevas tecnologías alimenticias

Queso sin animales: sostenible, ético y saludable
jueves 19 de septiembre de 2019

New Culture Foods es una startup neozelandesa fundada a fines de 2018 por Matt Gibson. Considerada como la compañía que puede revolucionar la industria láctea, ha recibido una inversión de US$3,5 millones por parte del Evolv Ventures –un fondo de riesgo respaldado por Kraft Heinz Co.– para  invertir en empresas de tecnología en fase inicial centradas en la industria alimentaria. “Es fantástico contar con el apoyo de nuestros inversores mientras buscamos hacer crecer la empresa y escalar la tecnología de fermentación única de New Culture. El capital, el conocimiento y la red que nuestros inversores aportan nos permite comenzar a hacerlo”, expresó Gibson. New Culture Foods es actualmente parte de IndieBio, un programa líder de biotecnología del cual también se graduaron nuevas empresas como Memphis Meats, Clara Foods y New Age Meats.

 

Esta startup se destaca por la elaboración de queso lácteo a partir de microorganismos genéticamente modificados para que produzcan proteínas de caseína, con un proceso de fermentación en lugar de animales. Se agregan grasas y azúcares de origen vegetal al proceso tradicional de fabricación para crear un queso sostenible, ético, saludable e indistinguible del queso lácteo de origen animal en cuanto a sabor, textura y función.

El proceso resulta más eficiente que el utilizado en la industria láctea tradicional, al evitarse un mal uso de la tierra, el agua y los recursos energéticos, así como la elevada liberación de gases de efecto invernadero y los problemas asociados al uso de animales, como el maltrato y las enfermedades de transmisión alimentaria.

El desafío de la compañía es irrumpir en la industria láctea con la producción de un queso destinado a una amplia gama de consumidores: con intolerancia a la lactosa, veganos, conscientes del medio ambiente, entre otros.

Respecto a los productos en vías de desarrollo, la compañía planea elaborar mozzarella con las mismas características organolépticas y nutricionales que este queso tradicional y, posteriormente, otros tipos de queso similares a los que podemos encontrar en el mercado pero sin trazas de antibióticos, hormonas u otras sustancias.

La producción a escala masiva y la regulación a través de la FDA (Food and Drug Administration), se presentan como los dos grandes obstáculos que New Culture Foods deberá enfrentar, aunque el panorama es alentador dado la creciente demanda de opciones alimentarias éticas y sostenibles.

Se espera que los productos de la compañía ingresen al mercado en los próximos cuatro años, con la posibilidad de realizar degustaciones previas en los próximos doce meses.