Jueves 02 de Abril de 2020
Fate

Wild One: una línea de golosinas para perros libre de productos químicos

Desde abril, una empresa estadunidense de alimentos para mascotas, comercializa tres propuestas (papa, pollo y pescado) para que los canes ingieran alimentos orgánicos, ricos, sanos y puros

Wild One: una línea de golosinas para perros libre de productos químicos
jueves 02 de mayo de 2019

Si bien cada vez son más las personas que a la hora de comer se inclinan por alimentos que estén libres de químicos y sean buenos para la salud, se podría decir que muy pocos aplican las mismas prácticas en la nutrición de sus mascotas. Por este motivo, en 2018, la empresaria jamaiquina radicada en los Estados Unidos, Minali Chatani, decidió fundar una novedosa línea de golosinas para perros denominada Wild One, que garantiza que ingieran un producto rico, orgánico y sano.

El producto, que contiene un solo ingrediente y se comercializa en tres variedades (papa, pollo y pescado), se lanzó el 18 de abril de 2019, obteniendo muy buena aceptación, pese a que es bastante más caro que la mayoría de los alimentos convencionales –los paquetes salen entre 18 y 22 dólares-.

“En el mercado de las delicias para mascotas, a menudo se usa una lista de ingredientes preocupantes que incluye conservantes, tintes y toxinas que pueden causar enfermedades como el cáncer. Si no queremos comer esto nosotros mismos, ¿cuál es el motivo por el que se los damos a nuestros animales?”, analiza Chatani, quien remarca que aunque The Farmer’s Dog había sacado previamente una línea similar, no había desembarcado en el mundo de las golosinas, que son ideales para recompensar a los perros cuando realizan actividades correctas. “Queríamos hacer un regalo que los humanos quieran darle a sus mascotas”, añade.

Las golosinas de pollo están hechas a partir de tiras secas de Springer Mountain Farms, una firma familiar que cría aves de corral sin jaula con alimentos naturales libres de antibióticos. A su vez, la variedad de papa se basa en rebanadas deshidratadas de tubérculos cultivados sin Organismos Genéticamente Modificados (OGM) en una granja ubicada en Carolina del Norte, mientras que la de pescado está hecha de carpa asiática -suministrada por la empresa Fln Gourmet- , que es una especie típica de China, nutritiva, rica en ácidos grasos Omega-3 y proteínas.

Según la jefa de Desarrollo de Productos de Wild One, Kate Onorato, una de las garantías que le brindan a sus clientes se refleja en la transparencia y prestigio de sus proveedores. “Ponemos mucha diligencia en el trabajo con granjas altamente confiables”, asegura.

Las golosinas tienen una vida útil de alrededor de un año y se venden a un precio bastante mayor al resto de las opciones del mercado. Sin embargo, el costo se justifica debido a su gran valor proteico y sus beneficios para la salud del animal. Además, pese a que no es lo más recomendado, son aptas para seres humanos, de modo que los dueños podrán corroborar por sí mismos qué están comiendo sus mascotas.