La Pampa: la cosecha registró un crecimiento del 8%

Durante la última campaña, los granos finos le dejaron a la provincia alrededor de US$265,5 millones. Los cultivos que más se destacaron fueron el trigo, la cebada y la avena

La Pampa: la cosecha registró un crecimiento del 8%
viernes 01 de noviembre de 2019

Informes oficiales demostraron que los cultivos de invierno pampeanos registraron un crecimiento del 8% durante la última campaña, en comparación al mismo período del año anterior. Según lo constatado, la cosecha fina alcanzó una producción total de 1.257.890 toneladas (tn), generando más de 265,5 millones de dólares de ingresos. Los granos que más se destacaron fueron el trigo, la cebada cervecera y forrajera y la avena.

Para hacerse una idea de lo importante que es la producción de granos finos dentro del Valor Bruto de Producción (VBP) de la provincia, es preciso recordar que estos cereales representan el 31,2% de la economía local. El crecimiento del trigo (871.280 tn), cebada (212.640 tn), avena (71.910 tn), centeno, lino y mijo, está estrechamente relacionado con la utilización de híbridos innovadores y la implementación de mejores estrategias de labranza. Además, vale remarcar que anteriormente el ciclo agrícola iba de Este a Oeste y de Norte a Sur, mientras que ahora lo hace de Oeste a Este y –en menor proporción– de Sur a Norte. Tampoco hay que olvidar que la recolección de cereales de ingreso origina la eventual “caja chica”, con la que los productores encararán las campañas gruesas.

Más allá de los problemas actuales que padecen los productores agropecuarios de la República Argentina, vinculados con el endeudamiento en dólares, la falta de financiamiento a tasas pagables y los altos precios internacionales, dentro de La Pampa se propagó una competitividad pocas veces vista. Asimismo, la productividad del agro pampeano continúa en alza a partir del aporte de las pequeñas y medianas empresas, que constituyen alrededor del 90% de la producción.

Para que las compañías puedan desarrollar sus actividades con normalidad, se necesita generar más ingresos, bajar las retenciones y ofertar nuevos paquetes de servicios que reduzcan los costos. Cabe señalar que en la provincia el 8% de los granos cosechados no se destina al circuito de comercialización, ya que se usa principalmente como forraje o semilla en los campos. Del 92% restante, un 44% es vendido a través de acopiadores, un 44% es entregado a cooperativas de productores o silobolsas, en tanto que un 5% es vendido a acopiadores privados. La matriz de comercialización fue cambiando con el tiempo, debido a las constantes alteraciones que se produjeron en el país en relación al tipo de cambio.

Los resultados de la campaña trigueña 2018/19 exhibieron que se sembraron 363.300 hectáreas, de las cuales se cosecharon 358.400, produciendo 871.280 tn del cereal con un rinde de 2.431 kilos por hectárea (kg/ha) y una ganancia 198,6 millones de dólares.

Los brotes secundarios obtenidos en Conhello, que lideró la producción con 114.300 tn, fueron fundamentales. A este departamento, le siguieron Rancul (111.900 tn) y Guatraché (108.800 tn). El aumento respecto al año anterior fue de un 35,8% con un precio que superó los 200 dólares.

La cebada cervecera alcanzó su mejor performance histórica, ya que llegó a 212.640 tn, con una superficie cosechada de 74.400 ha. Los rendimientos fueron de 28,5 quintales por hectárea (QQ/ha), con picos de 325 a 343 kilos.

La Pampa se convirtió en la segunda provincia con mayor producción de avena del país, con 71.910 tn en 47.100 ha cosechadas y rendimientos de 1.527 kg/ha. También hubo un gran desempeño con el centeno, debido a que la superficie implantada para grano y forraje ascendió a 98.200 ha, con 28.140 tn de producción y rendimientos de 1.481 kg/ha.