El Puerto de Bahía Blanca mejora la competitividad y seguridad

Planificándose al año 2040, desde el Consorcio de Gestión informaron que apunta a ser el puerto natural de salida de Vaca Muerta

El Puerto de Bahía Blanca mejora la competitividad y seguridad
viernes 20 de diciembre de 2019

El Puerto de Bahía Blanca, ubicado en la provincia de Buenos Aires, es modelo de gestión de recursos humanos, ya que allí la mayoría son profesionales. Además, cuenta con una estructura acotada para su complejidad gracias a que trabaja de manera eficiente, de forma sustentable y en consonancia con el medioambiente. En consecuencia, la ciudad y la región crecen de la mano.

“Creemos que en Bahía Blanca la planificación es un gran impulso para el desarrollo: nos da previsibilidad, competitividad, seguridad en el manejo y eficiencia en las operaciones. Para esto hicimos lo que había que hacer, que es seguir todos los pasos hasta llegar al plan maestro que es la visión que tenemos para 2040”, resaltó Rodrigo Torras Ocampo, gerente general del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca.

La ponencia de Torras, orientada a la planificación de Bahía Blanca con vistas al 2040 a través de un proceso participativo que involucra a toda la comunidad, se dio en el marco del XXVIII Congreso Latinoamericano de Puertos, llevado a cabo en Miami, frente a los responsables de los principales puertos de América.

“Nos reunimos con autoridades municipales, provinciales, nacionales, universidades, Armada, Prefectura, actores y cámaras, y el sector privado y compañías que están instalados o podrían instalarse en un futuro. Allí surgió una visión portuaria que tiene tres ejes que se sostienen en cinco pilares y para lo que planificamos acciones que hay que llevar adelante, como conexiones eficientes, y potenciar la industria”, explicó Torras.

Por un lado, el consorcio portuario bahiense sueña con convertirse en el puerto natural de salida de Vaca Muerta, apuntando a que lo que se produce allí sea exportado como commodities o que sea procesado y se agregue valor. El otro eje es puerto alimentario: en el futuro, la mayor cantidad de las cosechas va a hacer que Bahía Blanca no sea competencia del complejo portuario de Rosario y Santa Fe, sino complementario para trabajar en colaboración porque la carga va a ser tanta que se necesitaran alternativas para salir por diferentes lugares.

“Hacemos mucho foco en que no exportemos commodities sino en generar un espacio para que se puedan instalar compañías para agregar valor al producido del campo. A la ciudad de Bahía Blanca convergen oleoductos, electro ductos, existe un importante aeropuerto dentro de una base naval, tenemos energía disponible, medios de transporte, y entendemos que estamos destinados a poder desarrollar este nodo logístico y obtener diversificación de cargas para convertirnos en un puerto de contenedores, una carga que se va a generar con el desarrollo de los otros ejes”, concluyó Rodrigo Torras Ocampo.