Jueves 21 de Enero de 2021

La experiencia de tres profesionales de la gastronomía que han sobrevivido al impacto del COVID-19

A pesar de las exigencias sanitarias y la economía de cada país, los restaurantes de alto nivel siguen abiertos y están dispuestos a dejarlo todo en la cancha para sobrevivir

La experiencia de tres profesionales de la gastronomía que han sobrevivido al impacto del COVID-19
lunes 11 de enero de 2021
E

l coronavirus puso en jaque a todos los sectores de la economía, no solo por casi ocho meses de aislamiento obligatorio, sino también por las grandes cargas financieras tras las modificaciones ante la nueva normalidad, las reducciones de espacio y el reto de atraer a un público preocupado por su bienestar.

En este contexto, muchos bares y restaurantes tuvieron que cerrar sus puertas y darse por vencidos, lo que generó una ola de desempleos, preocupación e incertidumbre. Sin embargo, muchos restaurantes de alta cocina permanecen de pie a pesar de la crisis y sus instalaciones se continúan llenando.

A continuación, tres chefs comparten cómo han enfrentado la pandemia y qué han hecho para sobrevivir.

 

1- Mauro Colagreco - Menton, Francia

Mauro, el chef principal del restaurante Mirazur, número uno del mundo, contó que el local reabrió sus puertas a mediados de 2020 y rápidamente llegaron reservaciones de todos los rincones del mundo; algo que, según el profesional de la gastronomía, no esperaba en lo absoluto.

Los nuevos parámetros para protegerse del coronavirus los llevaron a ser mucho más innovadores y a enfrentarse a nuevos retos: por ejemplo, a reinventar completamente su menú, que ahora está dirigido por el calendario biodinámico, es decir, marcado por las fases lunares. Además, durante las horas del día, sirven las entradas en un área de picnic que pueden disfrutar antes de pasar a las instalaciones, algo que dejó fascinados a los comensales.

 

2- Sat Bains - Nottingham, Inglaterra

Desde julio del año pasado, los restaurantes del Reino Unido han podido recibir a los clientes tanto en el interior como al aire libre. A pesar de esto, Bains decidió mantener cerrado su restaurante un mes más, poniendo por encima la seguridad de sus clientes y su personal.

Como parte de los protocolos de seguridad, se mantiene el distanciamiento entre los comensales, se eliminaron algunas mesas y se prepara el menú en una cocina en vivo en medio del local. Sobre lo que está por venir, Bains se mantiene optimista y asegura que la industria ha tenido una increíble resistencia a pesar de las presiones.

 

3- Danielle Alvarez - Sídney, Australia

En el restaurante Freds de Australia no exigen barbijos para entrar, ya que la tasas de infección han sido relativamente bajas. No obstante, la chef Danielle Alvarez plantea la opción de exigirlas pronto, aunque ya han tomado algunas precauciones: un especialista en desinfección y un menú simplificado que también reparten en formato delivery. Sus ventas han disminuido, pero eso no les ha quitado las ganas de seguir trabajando y poniendo todo su esfuerzo para que el restaurante permanezca abierto.