Jueves 21 de Enero de 2021

Food truck: la modalidad a la que emigraron algunos restaurantes en EE.UU.

Para sobrevivir a la crisis que ha dejado la cuarentena a causa del COVID-19, algunos restaurantes han optado por la informalidad de los food trucks, manteniendo la calidad y el personal de cocina

Food truck: la modalidad a la que emigraron algunos restaurantes en EE.UU.
domingo 10 de enero de 2021
L

os restaurantes Vincent hacen comida sencilla y deliciosa, centrados en la gente. Son conocidos por no tener grandes espacios para el público y manejarse mediante reservaciones. A pesar de que han sido un boom, no han escapado al duro golpe del COVID-19. En la actualidad, operan solo al 10% de su capacidad y podrían perder hasta 250 mil dólares que han invertido en Giant, su proyecto itinerante. Sin embargo, sus fundadores afirman que tenían que probar algo nuevo para ganar más dinero.

Así fue como decidieron alquilar un food truck, hacerle unos retoques de pintura y replantearse la jugada por necesidad. A pesar de que los grandes restaurantes se centraron en luchar por la supervivencia de sus establecimientos, lo principal para ellos fue preservar su público, aún cuando esto significara llevar su local directamente a los usuarios en un food truck.

La nueva normalidad ha invertido la fórmula, y si bien anteriormente los camiones de comida eran el primer paso hacia un restaurante, ahora muchos han migrado a este formato más económico y menos riesgoso para sobrevivir a la pandemia.

Giant, el camión de Vincent, también se puede reservar para fiestas pequeñas o celebraciones infantiles; la idea es ponerlo a disposición de cualquier ciudadano que requiera sus servicios.

Esta misma idea la replicó Jennifer Vitagliano, dueña de Musket Room en Nueva York, con su camión que permanece estacionado afuera del restaurante, sin dejar a nadie de su equipo sin empleo.

Más adelante, cuando se logre sobrepasar la crisis, Vitagliano planea utilizar el food truck como vehículo de entrega. Mientras tanto, el restaurante, galardonado con una estrella Michelin, sobrevive de una manera más informal pero con la misma calidad y, sin duda, con más creatividad.