Viernes 25 de Septiembre de 2020

El liderazgo en equipo: un cambio de paradigmas post COVID-19

El actual escenario mundial ha obligado a las empresas a dejar de lado la competencia y forjar alianzas con los distintos referentes del sector para un objetivo en común

El liderazgo en equipo: un cambio de paradigmas post COVID-19
jueves 03 de septiembre de 2020
N

o es cuento nuevo que las organizaciones estén en constante cambio y crecimiento para renovarse, más aún luego de la crisis sanitaria por el COVID-19 que sacudió a todo el planeta, por lo que las compañías deben repensar continuamente sus modelos de liderazgo y gestión para poder permanecer a flote.

Según un estudio realizado el año pasado por ManpowerGroup, denominado “De líderes tradicionales a líderes digitales”, el 34% de las empresas ha observado que la transformación corporativa contribuye al crecimiento de su negocio. Las mismas necesitan crear una cultura de innovación, en la cual los niveles superiores y los directivos deben conducir de manera diferente para forjar un cambio constructivo.

En este sentido, en tiempos de pandemia aparece un nuevo estilo de gestión corporativa, cuyo objetivo es transformar de manera productiva a la industria e impulsar el crecimiento social trabajando de forma conjunta con los distintos stakeholders.

Se trata del liderazgo constructivo, que irrumpe en un contexto de complejidad e incertidumbre para fomentar la relación colaborativa entre organizaciones y llevar a cabo en conjunto, a partir de las distintas herramientas de dirección, una mejor realidad.

No importa el rubro, el sector ni la competencia, sino que el interés está en la misión y el propósito que comparten las empresas para, de esa manera, impulsar el trabajo en equipo, contribuyendo con un impacto social relevante.

De acuerdo con las últimas tendencias globales de capital humano, es posible afirmar que los líderes del siglo XXI deben adoptar un enfoque matizado para perseguir los objetivos comerciales tradicionales, teniendo en cuenta el nuevo contexto y recurriendo a nuevas competencias críticas, que incluyen la dirección a través del cambio, la ambigüedad y la incertidumbre.

Por ello, frente al escenario actual donde el coronavirus ha impulsado a la reinvención de las empresas, y ha puesto en evidencia la importancia del hogar como refugio individual, es importante que las organizaciones asuman su rol social, dejando de lado la competencia, y forjen alianzas con los distintos referentes del sector, trabajando en conjunto desde el liderazgo constructivo hacia la conciencia y ayuda colectiva.

Se trata de un cambio de paradigma empresarial, en el cual se trabaja más que nunca en equipo. Esta pandemia nos mostró por primera vez cómo un mundo entero puede estar emocionalmente sincronizado, y esa empatía construyó fuertes vínculos entre líderes que coindicen en cambiar de una visión tradicional con un perfil orientado a las ganancias hacia una organización con el fuerte propósito de entregarle valor a los diferentes stakeholder.