Domingo 12 de Julio de 2020

Cómo los CEOs pueden abordar la revisión de la performance de los empleados

Enfrentar una solicitud de aumento o promoción es una de las situaciones más difíciles que encontrarás como gerente. Aquí, un paso a paso a seguir

Cómo los CEOs pueden abordar la revisión de la performance de los empleados
jueves 25 de junio de 2020
E

l momento de presentar y evaluar los resultados puede ser estresante, sin importar en qué lado de la mesa estés sentado. Si eres gerente, tenés mucho trabajo por hacer para preparar los comentarios sobre el rendimiento de los empleados. Además, probablemente tengas que dar esa respuesta cara a cara.

 

Revisar las políticas y procedimientos de la compañía

Antes de hacer cualquier otra cosa, debés familiarizarte con las políticas y procedimientos de la compañía en relación con las revisiones, la compensación y el ascenso. Conocer los conceptos básicos no solo garantizará una revisión productiva, sino que también facilitará el manejo de cualquier solicitud que surja. Si no estás seguro de si esta información existe, preguntá.

 

Evaluá a tus empleados y equipo

En lo que respecta a la compensación, echá un vistazo a los datos internos sobre las bandas de pago y observá dónde caen los informes directos. ¿Hay algunos valores atípicos? ¿Alguna nueva incorporación al equipo ha sesgado la distribución? A fin de cuentas, ¿es este un lugar justo para este empleado?

En cuanto al ascenso, pensá en cómo le está yendo a tu empleado en cada área de responsabilidad y si su desempeño va mucho más allá de ese alcance que cumpliría con los requisitos para un rol más importante, si es que hay uno disponible. Hacé tus recomendaciones iniciales basadas en este análisis.

La esperanza es que ya habrás asegurado aumentos y promociones para aquellos que son elegibles y merecedores para cuando ingreses en la sala para sus reuniones. Hacer este trabajo minucioso antes de tiempo te ayudará a evitar problemas.

 

Establecer expectativas

¿No hay presupuesto? ¿Alguien en tu equipo tiene bajo rendimiento? ¿Sabés que alguien cuenta con un aumento o promoción que simplemente no va a suceder? Podés evitar mucho drama y tensión teniendo esta conversación dura antes de la revisión formal.

 

Reconocer la solicitud

Pedir un aumento o un ascenso es estresante y emocional. Entonces, el primer paso es asegurarte de que tu informe directo muestre que los has escuchado al reconocer la solicitud.

“Tu trabajo como gerente no es tener una respuesta en ese momento”, dice Shannon Fitzgerald, director de recursos humanos de The Muse. “Es para escuchar y recopilar información. Es preguntar por qué se sienten de esa manera y profundizar antes de responder”, agrega.

No solo necesitará comprender el razonamiento de sus empleados para tomar una decisión y presentar un caso a RR.HH. y sus superiores, sino que también podrá averiguar si hay otros problemas que debe abordar, como expectativas dispares sobre el rol.

 

Qué hacer después de la solicitud

Ahora es el momento de profundizar. Volvé a verificar tu evaluación original. Revisá el desempeño del empleado con ojos nuevos y pensá en las consecuencias de esta decisión cuando se trata del resto de tu equipo.

Si gestionás a varias personas, es posible que desees esperar hasta que hayas terminado todas tus revisiones para abordar esto. De esa manera, podés evaluar todas las solicitudes (si tenés más de una), buscar orientación de tu propio jefe, tomar decisiones consistentes que tengan sentido en el contexto y preparar la mejor estrategia para defender el caso.

 

Elaborá un informe si es necesario

Si ha llegado a la conclusión de que su empleado tiene razón, es hora de actuar. Como es poco probable que puedas tomar la decisión por tu cuenta, debés averiguar a quién más necesitás convencer para que esto suceda.

“Ese gerente debería tener una justificación realmente buena, citando resultados cuantificables e impacto en la organización”, dice Regina Moravek, una colaboradora de The Muse que pasó 15 años trabajando en recursos humanos. Los números importan, pero no olvides la información cualitativa también; por ejemplo, resaltá ciertas habilidades que son invaluables.

 

Entregar buenas noticias

El mejor resultado, obviamente, es tener la oportunidad de entregar buenas noticias.

Para Moravek, este es “un momento muy importante para transmitirle al empleado lo valioso que es”.

 

Entregar malas noticias

Por otra parte, a veces, por más merecido que creas que es un aumento o promoción, simplemente no podrás aprobarlo. Sin embargo, Fitzgerald remarca que hay que recordar que “el crecimiento puede significar muchas cosas diferentes, no solo dinero”. Por eso, tenés que ver qué más podés ofrecer. Puede ser una bonificación puntual, el liderazgo en un nuevo proyecto, la oportunidad de desarrollar habilidades o ganar experiencia en un área de interés, tiempo extra de vacaciones u otra solución creativa.

“Como gerente, es importante reconocer el arsenal de herramientas para mantener contentos a los empleados. Muchas cosas están bajo su control”, agrega Fitzgerald, incluida la creación de un ambiente positivo y darle a las personas la oportunidad de crecer. Si bien un aumento es muy importante para los empleados, también lo es demostrarles que se los valora.

Más Noticias