Miércoles 08 de Abril de 2020

Home office: claves para ser productivo en cuarentena

Te brindamos una serie de pautas a tener en cuenta para que el trabajo desde casa sea más llevadero, sobre todo si nunca habías trabajado bajo esta modalidad

Home office: claves para ser productivo en cuarentena
miércoles 25 de marzo de 2020
E

n el marco de la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno para intentar frenar el avance del coronavirus en el país, muchas empresas están implementando la modalidad de trabajo home office, es decir, desde casa.

Muchas empresas se ven forzadas a implementar el teletrabajo debido a que, al no estar su actividad exceptuada en el decreto presidencial, no pueden abrir sus puertas; otras, pudiendo abrir, prefieren no hacerlo para preservar la salud de sus empleados. Ante este escenario, es un buen momento para que, tanto empresarios como empleados, tomen la crisis como oportunidad para crecer a nivel laboral y personal.

Para ello, te recomendamos:

- Llevar a la práctica los memes motivacionales que compartís en tus redes sociales.

- Ejercer la ecología verbal, que abarca el silencio y la gestión de los pensamientos en el subconsciente. Al no chusmear, te mantendrás más concentrado.

- Incorporar hábitos saludables cotidianos. No uses el celular hasta que no hayas culminado una tarea, realizá pausas de diez minutos para cerrar los ojos y respirar, y musicalizá tu jornada laboral con canciones amenas o sonidos de la naturaleza.

- Analizá cómo te sentís cuando trabajás sin tener a nadie cerca, sin pararte a socializar con tus compañeros, sin esa necesidad de simular que estás a mil delante de tu jefe, y sin formar parte de conversaciones tóxicas.

Además, la cuarentena no solo puede enseñarte a organizarte de una mejor manera, sino también a responder más rápido los mails y a mostrar mayor empatía con el otro, ya que no contás con la posibilidad del cara a cara para gestionar pedidos o reclamos. Por supuesto, puede ocurrir te sientas desorientado al verte en la obligación de trabajar en modo remoto, apenas conectado con tu líder y tu equipo a través de WhatsApp, Skype o correo electrónico.

En este contexto, ya no tendrás excusas para mostrar lo que estás o no estás haciendo, ya que quedarás en evidencia con los informes que entregues a destiempo, con tu desequilibrio emocional por sentirte demasiado libre, y con tu falta de capacidad para trabajar en equipo a distancia. Lo positivo de todo esto es que, aunque sea a la fuerza, vas a detectar cuáles son las habilidades blandas que debés entrenar para comunicarte mejor, ser más empático y proactivo, y tener más paciencia.

Por último, para que trabajar desde casa no afecte la convivencia con tu pareja, hijos, familia o amigos, es preciso que implementes reglas claras que sean acordadas y cumplidas por todos los integrantes del hogar. Además, es necesario que halles un lugar donde instalarte cada día y que mantengas las rutinas productivas adecuadas.