Martes 26 de Mayo de 2020

Cómo superar los fracasos al emprender

Fracasar es mucho más común de lo que se cree: el 7% de los argentinos no logra cumplir el primer año de un emprendimiento

Cómo superar los fracasos al emprender
miércoles 29 de agosto de 2018

A la hora de arrancar un nuevo emprendimiento, es necesario contemplar la posibilidad de que el proyecto fracase. De hecho, a nivel mundial la mayoría de las start-ups no llegan a cumplir los dos años, mientras que en la Argentina solo el 7% logra superar el primer año.

Leticia Gasca, cofundadora de Fuckup Nights, que consisten en una especie de charlas TED para emprendimientos que fracasaron, sostuvo que el fracaso es un tema tabú porque “la gente teme un riesgo reputacional: que, como ya tuvieron una empresa que no funcionó, nadie más volverá a creer en ellos”. El movimiento impulsado por Gasca se propagó en ochenta países, en un total de 230 ciudades, entre las cuales se incluyen once argentinas, en un período de cinco años. 

Según la especialista, el miedo del emprendedor es mayor cuando lo que tendría que ser solo una idea de negocios se convierte en una extensión de la propia identidad de la persona. “Un inversor profesional sabe que, si tiene una cartera con diez empresas, la mitad fracasará; una será realmente muy buena; y las otras serán buenas”, indicó. Y agregó: “La realidad es que, si cierran bien, la empresa no tiene por qué perder puntos con los inversores, proveedores o potenciales clientes”.

Gasca contó que ella puso su primera empresa cuando todavía se encontraba en la universidad. “Estaba 100% segura de que me iría bien”, afirmó, al tiempo que explicó: “Tenía esa gran confianza porque, en los eventos de negocios y en la escuela, me presentaban solo casos de éxito. No conocía emprendedores a los que no les hubiera ido bien. Mi visión del mundo del emprendimiento estaba totalmente sesgada”.

En esa línea, remarcó que “lo más importante que tienen que aprender los emprendedores jóvenes es a validar sus ideas de negocios: no porque ellos crean que es una buena idea lo será en la vida real. Es importante probar que el mercado quiere ese producto o servicio”.

Para ello, sostuvo que es fundamental pasar a la acción, ya sea realizando un prototipo sencillo y rápido, saliendo a la calle a preguntarle a la gente si adquiriría el producto o crear un anuncio falso en Facebook. “Todas esas son formas en las que, en un par de días, puedes ver si esa idea de negocios tiene sentido o no”, aseveró.

Por último, hizo hincapié en la importancia de realizar una buena planificación financiera y tener la contabilidad al día desde un primer momento, aspecto que suele ser dejado de lado en emprendimientos de pequeña escala.