Claves para llevar adelante un negocio en un contexto cambiante

Es fundamental armar un buen equipo de trabajo que genere confianza y se involucre en un objetivo común

Claves para llevar adelante un negocio en un contexto cambiante
miércoles 08 de agosto de 2018

En un mundo de cambios constantes, es fundamental que el empresario pueda replantearse la manera en que lleva adelante su negocio, a fin de que su empresa u organización esté preparada para sortear cualquier obstáculo a futuro.

La directora de Dinka, una consultora integral para pymes, Sandra Falsenstein, sostuvo que la mayor dificultad del empresario pyme es que “afronta el día a día con cuestiones operativas que le insumen gran parte de la jornada y no le permiten concentrarse en delinear estrategias y elaborar planes de acción”.

Por ese motivo, la especialista considera que es fundamental el correcto armado de los equipos de trabajo, donde debe primar la confianza. “El armado de un buen equipo demostrará que a mayor cantidad de gente involucrada en un objetivo común, se obtendrán mejores resultados”, indicó.

En la misma línea, Falsenstein explicó que se deben determinar los objetivos a corto, mediano y largo plazo, así como las estrategias que se utilizarán para alcanzarlos. De esa manera, la información será transmitida de forma correcta a los colaboradores –es preferible usar este término antes que el de empleado, ya que la primera terminología otorga un reconocimiento al trabajador por su contribución en el logro de los objetivos–.

Asimismo, señaló que para que un equipo conserve la motivación se lo debe hacer partícipe de los progresos y los objetivos que se van consiguiendo, ya sea en forma individual o del grupo en conjunto. “Esto permite alejarnos de los antiguos procesos de control por tareas para pasar al control por objetivos, lo que genera el empoderamiento de los colaboradores y logra mayor compromiso y, consecuentemente, mejores resultados”, indicó.

Por otro lado, la ejecutiva hizo hincapié en la importancia de delegar las tareas. “Delegar no significa desligarse o desentenderse, simplemente consiste en administrar en forma más efectiva su tiempo, pudiendo destinarlo a funciones estratégicas y confiando las tareas operativas a los colaboradores adecuados”, afirmó.

En ese sentido, expresó que para que la delegación sea eficaz “es fundamental contar con procesos claros y con las herramientas de monitoreo necesarias a través de tableros de control que reflejen parámetros representativos, medibles y accionables y, a su vez, que permitan el control por objetivos, y no por tareas”.

La innovación es otro punto clave para Falsenstein. “Generalmente las pymes no disponen de presupuesto para invertir en este tipo de rubros y deben alimentarse de sus propios recursos. La innovación consiste en ideas que se intercambian y comparten”, aseveró. Y agregó: “La innovación se ha convertido en una necesidad para lograr la transformación y el crecimiento de las empresas, así como su permanencia y competitividad”.

Por último, aconsejó planear encuentros con el equipo de trabajo, en un ambiente donde los colaboradores se sientan cómodos y puedan compartir sus ideas, lo que se conoce como brainstorming. “Es importante que estos espacios sean agendados periódicamente, tengan un tiempo delimitado y que, a partir de estos encuentros, se saquen conclusiones que deriven en acciones concretas”, concluyó.

PERSONALIZAR

Elegí tu provincia para mostrar en la página principal: