Martes 26 de Mayo de 2020

Molino Cañuelas: la liquidación de activos parece estar más cerca

La firma, que acumula deudas por US$1.400 millones, ofreció un convenio a los bancos acreedores en el que cedería el 80% de su capital social; sin embargo, la iniciativa fue rechazada

Molino Cañuelas: la liquidación de activos parece estar más cerca
jueves 05 de marzo de 2020
M

olino Cañuelas, el molino harinero más importante de nuestro país, acumula deudas por alrededor de US$1.400 millones. Para hacerle frente a la crisis, la empresa planeaba ceder el 80% de su capital social a sus bancos acreedores, conservando un lugar en la gerencia de la firma. Sin embargo, hasta el momento, esa iniciativa no ha recibido el visto bueno.

nte este escenario, la compañía tiene pocas alternativas. No obstante, desde Molino Cañuelas aseguran que la firma continúa funcionando con normalidad y que todas sus plantas se encuentran operativas.

El default de la firma se remonta a mediados de 2018, cuando la empresa comunicó su interés de reestructurar una deuda de más de US$760 millones. Sin embargo, no logró el visto bueno de sus acreedores; es más, el Banco Macro solicitó que la compañía declare la quiebra.

En marzo del año pasado, Molino Cañuelas obtuvo un crédito del Banco de Intervención y Comercio Exterior (BICE), que fue orientado a capital de trabajo. En aquel entonces, desde la empresa declaraban que ese crédito fortalecería “la operatoria y el capital de trabajo en el período de inicio de cosecha y de transición hasta la formalización del principio de acuerdo”.

Pese a ello, en noviembre de 2019 el BICE anunció que la firma también estaba en mora con la entidad. A través de un comunicado, el banco explicó: “El BICE es acreedor de Molino Cañuelas, que actualmente tiene una deuda vencida y en mora de US$3,3 millones aproximadamente y US$11,2 millones, con privilegio (Prenda). Además, posee tres operaciones de prefinanciación con garantía de warrants en trámite de regularización mediante la entrega de cheques de pago diferido librados por terceros como dación en pago. Según lo informado, la empresa presentaría un Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) dirigido a los acreedores, previsto en principio para septiembre/octubre de 2019”.

En este contexto, surge la dicotomía entre la liquidación de activos o la quiebra de la firma, que traería aparejada una disputa entre los bancos acreedores. “El IFC, Rabobank, Ciudad y Deutsche tienen créditos con privilegio. En virtud de que los tres primeros tienen prenda además de hipoteca, pretenden obtener un mayor porcentaje de recupero en un eventual escenario de liquidación. Al respecto, el BICE señala que, en relación con su crédito con garantía, no aceptará acuerdos que no observen la igualdad entre la misma categoría de acreedores”, advirtió el BICE.