Sábado 04 de Abril de 2020

Cuatro hábitos que deberías dejar de lado para cumplir tus metas

El multimillonario estadounidense Ray Dalio detalla una serie de hábitos contraproducentes a la hora de lograr tus objetivos

Cuatro hábitos que deberías dejar de lado para cumplir tus metas
miércoles 15 de enero de 2020

Según el millonario estadounidense Ray Dalio, fundador de Bridgewater Associates, un fondo de cobertura que maneja cerca de 160 mil millones de dólares, tener metas claras es el primer paso para ser exitoso. Además, detalló que hay una serie de hábitos comunes que son contraproducentes a la hora de conquistar objetivos.

“Decidir lo que querés determinará tu dirección. Siempre hay un camino mejor a seguir, tu trabajo es encontrarlo y tener el coraje de tomarlo”, explica en su libro Principios. Para Dalio, los pasos a no seguir para cumplir las metas son los siguientes:

- Desesperarse ante las posibilidades: es necesario tomar decisiones importantes sobre aquello que uno más quiera. Para eso, es fundamental focalizar la atención en nuestras prioridades. “Si bien, virtualmente, podés tener todo lo que quieras, la realidad es que no. Elegir tus metas implica rechazar algo que querés para obtener otra cosa que necesitás más. Hay que ser selectivo”, enfatiza.

En palabras de Dalio, muchas personas fallan en este punto antes de empezar porque tienen miedo de rechazar buenas alternativas y tratan de perseguir muchos objetivos a la vez. “No hay que paralizarse por la cantidad de opciones”, indica.

- Confundir metas con deseos: según Dalio, una meta es algo que uno necesita cumplir, en tanto que un deseo es algo que uno quiere, que puede evitar que se consigan las metas. “Es importante decidir qué es lo que querés profesionalmente reconciliando metas y deseos. Esto es lo que te llenará y te hará sentir feliz y pleno en ambos niveles”, subraya.

- Pensar en la ganancia equivocada: Dalio asegura que la motivación detrás de una meta debería ser algo más que solo ganar dinero. No hay que confundir las trampas del éxito con el éxito en sí mismo. Orientarse hacia los logros es importante, aunque si los logros son solo tener más plata para consumir, es probable que no se alcance nunca la felicidad, ya que el querer siempre más produce una insatisfacción constante.

- Tener límites: al momento de decidir metas, no existen límites. Si bien hay algunas excepciones, todos los sueños se pueden concretar. “Tener grandes expectativas crea grandes capacidades. Si limitás tus metas a lo que sabés que podés lograr, estás poniendo la vara muy bajo”, concluye.