Viernes 03 de Abril de 2020

Estrategias para superar un cuadro de estancamiento

No forzar las situaciones, romper con la rutina y solicitar un feedback reconstructivo representan algunos de los pasos esenciales para vencer frustraciones y enojos

Estrategias para superar un cuadro de estancamiento
viernes 13 de septiembre de 2019

Cuando experimentamos largos períodos sin ser reconocidos en el trabajo, las relaciones interpersonales vienen en picada, estamos mal de finanzas o los proyectos no avanzan, es muy probable que caigamos en un cuadro de estancamiento que provoque que nuestros objetivos parezcan inalcanzables. Este estado mental produce que motivarse y salir adelante parezca muy difícil, invitando a quienes lo padecen a paralizarse o procrastinar.

Como en cualquier aspecto de la vida se puede dar este escenario, que lleva a decepciones, frustraciones y un sentimiento de estar en caída libre, es preciso tomar acciones inmediatas que generen nuevos propósitos.

Daniel Colombo, entrenador de equipos de alto desempeño, elaboró una lista de ejercicios sencillos para superar la situación, que puede realizarse siguiendo el ritmo personal de cada uno. De todas maneras, plantea que es preciso establecer plazos, ya que los cuadros de estancamiento invitan a las personas a no salir de la cama y una de las mejores soluciones es empezar a moverse apenas se notan los primeros síntomas.

1) No fuerces las situaciones: en ocasiones, no hacer nada es la mejor opción. Si estás estancado, a la espera de algo que no llega, tratá de tomar medidas concretas, pero sin forzar la situación. Lo más recomendable es mantener viva una imagen mental y emocional interna que tenga en vista el objetivo, para trabajarlo desde niveles de conciencia más sutiles.

2) Planteate un nuevo horizonte: tomá conciencia sobre tu estado actual y tratá de pensar en sus orígenes. Esta acción te va a permitir analizar la situación desde otra perspectiva y te va a ayudar evaluar los mecanismos para superarla. Para solucionar cualquier tipo de problemas, es vital reconocer sus causas y atacar los puntos de raíz.

3) Rompé la rutina: en situaciones de estancamiento es fundamental salir de la rutina y activar nuevos circuitos de funcionamiento cerebral. Cambiar los hábitos te ayuda a plantearte nuevos objetivos, que pueden ser vitales para reencauzar tu vida.

4) Hacé una wish-list: los deseos suelen manifestarse de adentro hacia afuera. Una clave para superar momentos difíciles es escribir en un papel anhelos que te queden por cumplir: el ascenso al que aspirás, el vínculo que querés mejorar y todo lo que te parezca relevante. Trabajá en esa lista diariamente y tratá de grabarla en tu mente. Visualizar los objetivos permite transportar las situaciones al momento presente, que es el punto de partida para concretar las acciones.

5) Analizá tus emociones: la gestión de emociones representa uno de los pasos más importantes para salir con vida de un cuadro de estancamiento. Si querés superar tu estado de parálisis, identificá exactamente qué sentís y si lo percibís en algún lugar en específico.

6) Medí tus palabras: a veces, las situaciones de estancamiento se deben a la forma en la que nos comunicamos. El lenguaje es una herramienta que crea estados de consciencia a través de pensamientos que suelen manifestarse en acciones. Expresiones limitantes como “no sé”, “quizás”, “no me lo merezco” o “pero”, pueden ser la razón de tu estado.

7) Conectate con personas especiales: aunque te sientas desesperanzado, tratá de encontrarte con alguien de tu entorno que te haga sentir especial y te permita recobrar fuerzas para encaminarte.

8) Elaborá una lista de gratitud: para salir de un cuadro de desesperación, nunca hay que olvidarse de las cosas por las que estamos agradecidos. Por más que la estés pasando mal, seguramente hay algo que te produzca gratitud, ya sean amistades, situaciones o vivencias. Empezá con algo cotidiano: si tenés trabajo, sentite privilegiado; si contás con habilidades especiales que nadie tiene, sentite único; si todas las noches disponés de un techo, una cama y un plato de comida, sentite afortunado. Ser agradecido es la clave del desarrollo personal y profesional de las personas más exitosas. El poder de la gratitud no tiene límites.

9) Tomá conciencia: probablemente, a la larga, la situación que estás atravesando te enseñe algo que en este momento no podés ver. Cuando la superes, vas a darte cuenta de lo aprendido y vas a poder mirar en retrospectiva con cierta gratitud. Recordá que todas tus vivencias forjan tu personalidad.