Jueves 21 de Noviembre de 2019
Fate

Brasil y Uruguay: espejos de la Argentina en producción de semillas

El valor económico del producto en el gigante sudamericano suele ser el doble que en nuestro país; mientras que en Uruguay, hay mayor reciprocidad por parte del productor

Brasil y Uruguay: espejos de la Argentina en producción de semillas
viernes 08 de noviembre de 2019

Se pude decir que el mejor espejo para comparar los multiplicadores argentinos es Brasil, ya que en dicho país hay una región muy extensa donde es difícil sacar semillas de calidad, y todos los años los productores deben recurrir a la compra de semillas certificadas; algo que no sucede en los estados ubicados más al sur, como Paraná y Río Grande.

Las empresas locales y cooperativas, que pueden procesar hasta un millón de bolsas, son los principales actores de este negocio brasileño. Sin embargo, la gran diferencia con las compañías argentinas, es que las brasileñas venden todo lo que producen, con un valor económico que suele duplicar en costos el de nuestro país.

Son dueños de sus propias cosechadoras y son conscientes de los posibles daños mecánicos (regulan hasta tres veces por día cada cosechadora). No obstante, con lluvias de más de 1.500 milímetros en época de cosecha, se hace imposible para el productor obtener calidad, por lo que se suelen utilizar secadoras en planta, que son como un trillar con más de 20% de humedad del grano, con las que logran que todo lo que entra en la planta como grano salga como semilla. Además, las bolsas se venden siempre en dos o tres calibres.

Por otra parte, en Uruguay el marco legal es parecido al nuestro, aunque hay mayor reciprocidad por parte del productor tanto en la compra de bolsas certificadas como en el pago de regalías extendidas para uso propio.

Si bien en el último tiempo viene decreciendo el mercado legal, continúa en porcentajes superiores al 80%, en un año en el cual la sequía perjudicó la producción y la calidad de las semillas.