Sábado 15 de Agosto de 2020
Fate

Estados Unidos: las granjas orgánicas de arándanos se mantienen a flote

Los productores se han adaptado a las tecnologías digitales volviéndose más eficientes y organizados en medio de la pandemia de COVID-19

Estados Unidos: las granjas orgánicas de arándanos se mantienen a flote
miércoles 29 de julio de 2020
L

as granjas orgánicas de cosecha propia de San Joaquín, situadas al norte de Oregón (EE.UU.), comienzan a cosechar arándanos a medida que avanza la temporada.

Stephen Paul, director de la categoría de frutas de hueso y arándanos de Homegrown Organic Farms, dijo que las condiciones climáticas secas y soleadas de la región y las variedades de arbusto meridional proporcionan bayas gigantes, todas cultivadas con métodos de agricultura orgánica certificada.

“Fuimos uno de los primeros fundadores de arándanos en el estado. La familia Avinelis fue pionera en establecer algunas de las primeras variedades aquí en el Valle de San Joaquín. Desde entonces, ha habido una evolución en múltiples niveles”, señaló Paul. Eso incluye la práctica agrícola, la oferta de variedades, la expansión a diferentes regiones, el equipo de empaque y la cosecha mecánica.

En ese sentido, afirmó que “en los últimos 20 años, los arándanos han pasado de ser un cultivo especializado a un producto global disponible todo el año. La calidad es cada vez mejor y continúa evolucionando”.

Paul se refirió a la manera en que la compañía se ha adaptado a las preocupaciones por el COVID-19. “Nos hemos movido a las ofertas de tecnología digital para mantenernos conectados, lo que nos ha obligado a estar en un alto nivel de comunicaciones. Nos ha ayudado a ser más eficientes, más ágiles y realmente más organizados”, destacó.

En esa línea, remarcó la capacidad de los productores para adaptarse a la necesidad de distanciamiento social y control del medio ambiente. “Eso va del campo a la operación de envasado y al almacenamiento en frío”, dijo Paul.

En cuanto a la cosecha de arándanos, señaló que fue bastante buena. “Nos mudamos a estilos de caja más grandes antes, así que cuando los consumidores fueron de compras, tuvieron un mejor valor con más volumen en los estantes minoristas; eso resultó ser muy efectivo”, aseguró.

Paul cree que esos formatos más grandes continuarán vendiéndose bien ahora que los consumidores se han acostumbrado a comprar de esa manera, lo que será rentable para los productores.