Martes 26 de Mayo de 2020
Fate

¿Cómo cultivar hierbas aromáticas en casa?

A pesar de que podemos comprarlas muy fácilmente en cualquier tienda o supermercado, el placer de cultivarlas con nuestras propias manos es único. Aquí, algunas técnicas

¿Cómo cultivar hierbas aromáticas en casa?
jueves 21 de mayo de 2020
C

ualquiera puede comprar hierbas aromáticas frescas o secas en el supermercado, pero La experiencia de cultivarlas y cosecharlas en casa es única y solo se obtiene con un poco de dedicación. No hace falta ser expertos, solo hay que saber algunas cosas.

 

¿Cómo multiplicarlas?

Las especies anuales en general se propagan por siembra; las perennes, por distintos métodos asexuales, como estacas, gajos, estaquillas, raíces, raíces gemíferas, división de matas, estolones o acodos. Estos son los métodos principales de reproducción de las aromáticas, y para muchas de ellas son válidos más de uno.

Reproducir las plantas a partir de semillas tiene muchos beneficios. El primero es el ahorro de dinero, pues con pocos insumos y varios sobres de semillas podés tener una colección completa de aromáticas. La ausencia de fungicidas y otros agrotóxicos también estará garantizada, ya que utilizaremos técnicas orgánicas de siembra.

Las bandejas plásticas de siembra están compuestas por pequeñas celdas en número variable y son muy adecuadas para el desarrollo de las semillas de las aromáticas.

Es recomendable elegir las bandejas con celdas de mayor capacidad que permitirán un mayor desarrollo radicular. En cada celda se coloca el sustrato y una semilla. Otra opción es usar cajoncitos y envases reciclados.

 

Estacas

Las estacas se toman de fragmentos de tallos y ramas semileñosas del año y sin flores. A fines de otoño, se cortan estacas de 15 a 40 cm de largo. Enraízan a lo largo del invierno y al año siguiente, se trasplantan al lugar definitivo.

La estaca se debe deshojar a contra hoja, para producir una herida en la corteza e inducir la formación de un callo que luego dará raíces. Sumergí en agua limpia el tercio que irá bajo tierra por 48 horas. Esto lavará la superficie donde estaban las hojas y arrastrará la hormona que inhibe el enraizamiento. Colocá la estaca de forma vertical en la maceta. El romero, el hisopo, el burrito y el cedrón se pueden multiplicar de esta forma.

 

Gajos o esquejes

Son los tallos de brotes nuevos y aún tiernos. Es el caso del ajenjo, la albahaca, el estragón, la lavanda, el orégano y la salvia. En primavera, cortá gajos de unos 10 a 15 cm de largo y de 4 a 5 milímetros de diámetro, eliminá de ellos sus hojas basales y dejale solo dos o tres hojas terminales.

 

Estaquillas

Son los tallos semileñosos que crecieron durante el invierno. Este es el caso de la lavanda, el orégano, el romero y el tomillo. En primavera, se cortan estaquillas de 12 a 15 cm, se eliminan las hojas basales en dos tercios de la longitud. Esa parte se sumerge en agua durante 48 horas para eliminar la hormona hidrosoluble que evita el enraizamiento.

Para estimular la formación de raíces de forma orgánica podemos introducirlas en agua de sauce o en el preparado de lentejas. Se colocan tres o cuatro estacas por maceta en un sustrato similar al de siembra. Mantené el sustrato húmedo y en un lugar protegido. Cuando veas hojas nuevas es que las estaquillas ya han formado raíces, lo que quiere decir que es el momento de trasplantarlas a una maceta más grande o directamente al suelo. Tanto los brotes tiernos como los semileñosos desarrollarán raíces en cuatro a seis semanas.

 

División de matas

Este método es adecuado a fines de primavera o en otoño. Se descalza la planta madre y se la divide en varias matas, separando cuidadosamente las raíces. Tanto si las plantamos en macetas o en hoyos directamente en el suelo, incorporamos compost maduro o humus de lombriz en la zona de contacto con las raíces.

Especies que se multiplican por división de matas: menta, hierbabuena, ciboulette, taré, consuelda y levístico, a fines de primavera; orégano, tomillo, lemongrass, mejorana y estragón, en otoño.

 

Acodo

Este método es ideal para reproducir arbustos que pueden desarrollar tallos muy largos y leñosos. Se dobla un tallo largo y, con la ayuda de un gancho o un trozo de alambre, se lo sostiene sobre el suelo.

Se cubre el trozo que está en contacto con el suelo con compost y tierra negra. En aproximadamente dos meses habrá enraizado y es el momento de separarlo cuidadosamente de la planta madre y plantarlo. Especies que se multiplican por acodo: romero, salvia, orégano, burrito y cedrón.

 

Agua de sauce

Las ramas de sauce poseen una alta concentración de ácido salicílico y otros componentes que promueven el enraizamiento de las estacas.

Para preparar 5 litros, cortá en trozos cuatro o cinco ramas jóvenes de sauce, de un grosor no mayor de un lápiz. Colocalas en un recipiente que soporte el calor, llevá al fuego bajo y retirá antes que rompa el hervor. Dejá descansar de 10 a 12 horas. Una vez frío, embotellá y guardá en la heladera.

Luego, en un frasco colocá las estacas de las aromáticas que quieras multiplicar y cubrí el extremo a enraizar con la solución por aproximadamente 10 horas. Retirá y plantá de la forma habitual rodeando la parte inferior de compost maduro. Completá con tierra negra, cubrí con un mulch y regá.

 

Preparado de lentejas

Con este preparado se aprovechan las hormonas que generan las semillas para su propio beneficio.

Colocá las lentejas en remojo por 48 horas (una parte de lentejas por cuatro partes de agua). Una vez germinadas, procesalas con el agua en que germinaron. Embebé las puntas de las estacas con este preparado o aplicalo alrededor de las estacas ya plantadas.