Una inyección de fuerza para la última etapa del trigo

Un fungicida y un antiestresante pueden no solo resolver los problemas sanitarios del cereal sino potenciarlo para mejorar el peso hectolítrico. El beneficio de las biosoluciones

Una inyección de fuerza para la última etapa del trigo
jueves 13 de septiembre de 2018

La sanidad del trigo es cosa seria y define el éxito del cultivo. En esta campaña ya se han detectado alertas de roya amarilla en el norte de la provincia de Buenos Aires, de roya anaranjada y mancha amarilla en el centro-sur de Santa Fe y este de Córdoba. El punto es no distraerse, profundizar los monitoreos y anticiparse con soluciones eficientes que eviten pérdidas en rendimiento.

Micaela Eder es representante de Arysta Lifescience en el sur de Buenos Aires y alerta sobre la problemática. “Acá ya se están previendo dos aplicaciones por la aparición de manchas y ramularia. La estrategia es usar Evito T Mix, un fungicida de amplio espectro con una fuerte acción sistémica que combina las cualidades del fluoxastrobin, estrobilurina de última generación, con la residualidad del tebuconazole”, explica. El producto tiene una fuerte acción...

¿Querés leer más?

Este contenido es exclusivo para los Suscriptores de Diario Agroempresario