Jueves 21 de Enero de 2021
Fate

Luis Basterra: "Entre todos hemos logrado sostener la producción agropecuaria argentina"

En el cierre de año de las principales cadenas de granos, el ministro Luis Basterra aseguró que los desafíos han exigido la búsqueda de caminos comunes, lo que marca un buen horizonte para el sector

Luis Basterra: "Entre todos hemos logrado sostener la producción agropecuaria argentina"
lunes 30 de noviembre de 2020
E

l ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, participó del clásico cierre de año de Maizar, Acsoja, Argentrigo y Asagir, que esta vez se realizó de forma remota a causa de la pandemia de coronavirus. En la ocasión, lo acompañó el secretario nacional de Agricultura, Julián Echezarreta.

El evento, que se transmitió vía streaming de forma gratuita, comenzó con la presentación del consultor internacional Ivo Sarjanovic. Posteriormente, el presidente de Argentrigo; Miguel Cané; de Acsoja, Luis Zubizarreta; de Asagir, Martín Salas; y de Maizar, Alberto Morelli compartieron sus opiniones en un productivo debate con el ministro Basterra.

“Estos diez años de trayectoria marcan una genuina voluntad de articular la actividad agropecuaria”, fue la frase inicial del ministro. “Nosotros valoramos que cada una de estas cadenas se haya articulado para lograr la máxima eficiencia. Esto nos parece un hecho muy valioso. No conozco muchas experiencias en el mundo donde cuatro cadenas se articulen, no con un interés específico, sino como un esquema de sistema común”, remarcó.

 

Efecto pandemia

De acuerdo con el ministro, esa articulación permitió abordar “una situación extrema como ha sido la pandemia, sin haber tenido interrupciones dentro de la actividad agropecuaria”. En este sentido, destacó el trabajo en equipo de todos los actores de las cuatro cadenas: productores, trabajadores rurales, desarrolladores, industriales, desarrolladores de insumos y genética, y proveedores de fitosanitarios y fertilizantes, por nombrar algunos. “Entre todos hemos logrado sostener la producción agropecuaria de la Argentina”, destacó.

En este punto, resaltó que las adversidades climáticas complicaron el escenario. “El horizonte que teníamos era muy positivo; se preveía una siembra mayor a la de la campaña anterior, pero lamentablemente las condiciones climáticas no ayudaron”, manifestó Basterra.

En esa línea, expresó: “Esperemos que La Niña se vuelva un poco más benévola y nos permita cumplir los objetivos que todos tenemos: los productores de producir y nosotros de colaborar, además de lograr lo que proponen las cuatro cadenas: incrementar la producción, agregar valor y sostener el posicionamiento internacional de nuestros productos”.

 

Trabajo articulado

Para el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, “el sector agroindustrial tiene experiencia en gestionar pandemias y enfermedades que no respetan fronteras y que requieren acciones colectivas”.

En este sentido, afirmó que después de un tiempo de complejidades aprendieron “a trabajar en estas nuevas condiciones”. Sin embargo, aclaró que eso no significa que no hayan tenido dificultades, especialmente a la hora de “dar las pautas para operar los puertos”. No obstante, aseguró que “en todo momento ha primado la muy buena actitud de los gremios, las empresas y el Estado para encontrar la forma de sostener las actividades”.

“Hemos sido un país que sostuvo sus compromisos con el exterior y, a la vez, hemos sido capaces de ponernos de acuerdo para sostener el abastecimiento interno”, subrayó. Asimismo, Basterra aseguró que la potestad constitucional que se delega en el Estado Nacional de fijar derechos de exportaciones, a partir de la decisión del Presidente, se autolimitó a valores que eran los que se venían aplicando por parte del gobierno anterior. “De hecho, hubo disminuciones como en el caso del girasol, que respondimos a una consideración específica; sostuvimos maíz y trigo; y hemos tenido un ligero aumento en soja, pero ya pronto comienza la compensación a los productores pequeños y medianos”, advirtió.

 

Consejo Agroindustrial Argentino

Según Basterra, para poder sostener la industria es preciso dialogar y establecer cuáles serán los mecanismos y aportes de cada sector. “Por eso celebro la original actitud de constituir el Consejo Agroindustrial Argentino, cuyo objetivo general es ese fin”, remarcó.

“A lo largo de los años hemos visto varias experiencias, muchas veces inducidas desde el Estado. Sin embargo, esta vez fue el sector privado quien asumió el desafío particular de proponer un espacio de diálogo y de interacción con el fin de evaluar todo, sin dejar ningún punto sin considerar”, aclaró.

Para el ministro, “los derechos de exportación están en consideración para tener pautas que sean sostenibles en el tiempo, equilibradas y que, a la vez, permitan la expansión de las inversiones”.

 

Buenas prácticas agropecuarias

Con respecto a las buenas prácticas agropecuarias, Basterra explicó que la normativa sobre fitosanitarios –actualmente discutida en la Cámara de Diputados con chances de media sanción– logrará “volver a un camino de ordenamiento normativo de lo que es la generación de fitosanitarios hasta el momento de su distribución”.

En cuanto a la ley de envases, comentó: “Es uno de los temas que tenemos que trabajar de manera alineada, con equilibrio entre los tres componentes: ambiente, sociedad y rentabilidad”. A su vez, dijo que “genera los dos extremos de esta cadena y en el medio las buenas prácticas como un instrumento para darle esa sostenibilidad que la sociedad sabiamente exige”.

Para el ejecutivo, la clave es ir engranados con el mensaje que transmiten las cuatro cadenas: avanzar a un sistema que utilice cada vez menos productos y que, cuando se utilicen, sean más eficaces.

 

Ley de semillas

Con relación a la ley de semillas, el ministro aseguró que es necesario avanzar hacia una normativa que permita reconocerle lo que le corresponde al que aporta conocimientos y ciencias aplicadas sobre esa semilla. “Está claro que hay principios generales que tienen que ser reservados; para eso hay un proyecto de ley de recursos genéticos”, afirmó.

 

Un futuro prometedor

A pesar de estar atravesando un escenario de dificultades extremas, para el ministro hay “un horizonte con mucha esperanza y expectativa”. “Estamos viviendo una situación inédita y aun así lo estamos llevando adelante con marcado compromiso y con muy buenos resultados”, destacó.

“Paradójicamente, es un buen momento para el sector agroindustrial porque se están encontrando las voluntades. Estamos aprendiendo a valorar lo que es tener estrategias comunes; quizás éste sea uno de los aprendizajes de la pandemia. Con disidencias y opiniones diversas, sabemos que hay desafíos que son iguales para todos y que nos exigen que hagamos el máximo esfuerzo para encontrar caminos comunes”, concluyó.

 

Frases destacadas de los presidentes de las cadenas

- Luis Zubizarreta, presidente de ACsoja: “Entendemos que es difícil bajar los impuestos, pero también creemos que hay que convencer de alguna manera al gabinete económico de que es el momento de ir disminuyéndolo para recaudar más y para que salgamos potenciados con mayor producción y exportación”.

- Alberto Morelli, presidente de Maizar: “La eliminación de los registros de exportación hizo que el área del maíz cayera como cayó. Cuando se eliminaron las retenciones, el área se incrementó de una manera importante; estamos en este momento en una relación de 6 a 1 en hectáreas de soja por hectáreas de maíz. Vamos en un camino que por ahora el productor lo tomó y sigue que es la rotación, que es fundamental para el país porque, en definitiva, es resguardar el recurso suelo”.

- Juan Martín Salas, presidente de Asagir: “Inviertan en nosotros porque vamos a devolverle a la sociedad mucho más. Hoy somos la cara visible de casi un millón de puestos de trabajo en el país. Lamentablemente, como cadena no le pudimos devolver ese esfuerzo que hicieron en marzo de bajar las retenciones; el clima nos traicionó esta vez en el norte del país, pero estoy seguro que vamos a incrementar la producción”.

- Miguel Cané, presidente de Argentrigo: “Iba a ser el año del batacazo del trigo, pero esperaremos un año más. Valoramos mucho las palabras del ministro y ponemos una gran expectativa en que finalmente la Argentina tome una política de estado para la agroindustria. Venimos de años de desencuentros, pero eso ha quedado atrás aunque a veces no nos queda del todo claro”.