Domingo 05 de Abril de 2020
Fate

5 startups argentinas dedicadas al AgTech en auge

Son emprendimientos orientados a la agricultura inteligente que suponen una revolución de sensores y plataformas

5 startups argentinas dedicadas al AgTech en auge
viernes 13 de diciembre de 2019

Según un reporte de la plataforma de capital de riesgo AgFunder, las inversiones en startups tecnológicas que ofrecen servicios ligados a la producción agropecuaria, mejor conocidas como AgTech, superaron los 6.900 millones de dólares en 2018. Por otro lado, apuntando a una mirada en perspectiva, de acuerdo con un informe de la firma de investigación, análisis e inteligencia de mercado Transparency Market Research, el mercado global de la agricultura inteligente podría expandirse al 13,5% anual hasta 2025, para alcanzar los 23.000 millones de dólares.

La Argentina no es ajena a estas necesidades de innovación. En consonancia con esto, Gabriel Tinghitella es responsable del Área de Innovación de la Unidad de I+D del Movimiento Crea, que reúne a más de 2.000 empresas agropecuarias para mejorar sus resultados y, estando asociado con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en un programa de cuatro años, su propósito es incubar por lo menos treinta startups en nuestro país.

“Potencialmente, el entramado de actores orientados a resolver los problemas de las actividades agropecuarias brinda la oportunidad de posicionarnos como protagonistas en el desarrollo de soluciones AgTech factibles de insertarse de forma competitiva a escala global. De esta manera, la Argentina podría ser un faro para atraer parte de los recursos económicos que se proyecta inyectar en estos desarrollos en los próximos años”, comenta Tinghitella.

A partir de los dos negocios que se encuentran en crecimiento dentro de AgTech, los sensores y los marketplaces, CREA tiene cinco emprendimientos incubados hasta el momento:

  • Glimax: sus sensores permiten mapear las emisiones naturales de radiación gamma de los suelos y su electroconductividad, cuyas correlaciones con parámetros obtenidos a partir de muestras de suelo ofrecen la posibilidad de un diagnóstico de alta definición espacial de los lotes en los que se producen los alimentos, para ser más eficientes en el uso de recursos y evaluar su estado de potencialidad o deterioro. Este servicio funcionaría como base para el uso de tecnologías de dosis variable de los principales insumos empleados en la producción primaria: semillas, fertilizantes y agroquímicos. Este emprendimiento, creado en 2015, tiene sede en Posadas, Misiones, Suipacha (Buenos Aires) y Laboulaye (Córdoba), y al día de hoy cuenta con diez empleados y prevé facturar $45.000.000 esta temporada. Su modelo de negocio se basa en el cobro de una cuota por hectárea; es decir que una red de socios recibe mapas de los suelos, fundamentales para el manejo de las hectáreas en producción.
  • Ponce: permite monitorear y detectar fallas en equipos de riego por aspersión para agricultura extensiva, side-roll y enrolladores, gracias a la Internet de las Cosas. De esta manera, ahorra tiempo y dinero al emplear tecnología de comunicación satelital y no requerir el control in situ del funcionamiento de los equipos. El emprendimiento fue alumbrado en Mar del Plata en 2017, cuenta con un plantel de tres personas y sus ventas previstas para este año rondan los 500.000 dólares. Si bien el costo del servicio depende de la superficie de cada lote a monitorear, la promesa de la empresa es que se repaga con el ahorro de combustible y la mejora y homogeneización del rinde.
  • ZoomAgri: combinando procesamiento de imágenes, inteligencia artificial e Internet de las Cosas, su promesa es la de llevar a cabo determinaciones de pureza varietal en cereales y oleaginosas, a partir de imágenes en alta definición, de forma más precisa, rápida y económica. La iniciativa cuenta con 14 empleados full-time, 6 part-time, levantó 1.250.000 dólares en dos rondas de inversión de capital privado y espera alcanzar los 300.000 dólares en ventas en 2019.
  • Humber: posibilita coordinar la logística del transporte de cereales, fertilizantes, semillas e insumos. Por un lado, más de 1.000 dadores de cargas postean las mercaderías, los destinos y las condiciones de los fletes que quieren contratar; por el otro, unos 5.000 camioneros con la aplicación instalada en sus celulares chequean los fletes ofrecidos y pueden optar por tomarlos. Todas sus cargas están aseguradas y tienen seguimiento satelital. La startup tiene sede en Buenos Aires y Trenque Lauquen y espera facturar 15.000 dólares en 2019.
  • Pacta: es una red social orientada a la facilitación de negocios agropecuarios, que basa su estrategia en el desarrollo de un esquema de reputaciones y validaciones de sus usuarios registrados. Con sede en la localidad correntina de Goya, por ahora cuenta con 600 usuarios que ya concretaron 27 negocios. Esta herramienta permite sacar provecho del capital social existente del campo, que no está siendo explotado, y es una oportunidad de bajar los costos de transacción en negocios de hacienda, alquileres de campo, hotelería, maquinaria usada y venta de subproductos.