Martes 26 de Mayo de 2020
Fate

Agricultura inteligente: de Córdoba al mundo

KILIMO, una empresa AgTech de riego, suma inversiones para la expansión de su aplicación

Agricultura inteligente: de Córdoba al mundo
viernes 06 de diciembre de 2019

La startup cordobesa KILIMO cerró una ronda de inversiones de US$850.000 para su expansión regional. La compañía ofrece un servicio para hacer más rentable y eficiente el manejo del riego agrícola a través del procesamiento de información satelital y de datos climáticos.

La ronda de inversiones fue liderada por los fondos de inversión Xpand Ventures y Alaya Capital Partners. “Invertimos en Kilimo porque demostraron entender muy bien el mercado al que apuntan, generando un valor real para sus clientes”, aseguró Vanesa Kolodziej, general manager de Xpand Ventures.

Los fondos serán destinados a consolidar una fuerte presencia a nivel regional, con foco en la Argentina, Chile y Brasil; continuar su expansión en los Estados Unidos; alcanzar una facturación estimada en un millón de dólares; y mejorar sus productos y servicios.

La compañía recomienda el sistema de riego más eficiente en cultivos extensivos a través de modelos matemáticos y procesamiento de Big Data. Con el diseño de estudios de perfil hídricos, permite a los productores ser más precisos y eficientes con los equipos de riego a utilizar. El objetivo de la compañía es colaborar con los productores logrando rentabilidad y reducción de costos.

 

De Córdoba al mundo

KILIMO nació en 2014, en la provincia de Córdoba. Fundada por Juan Carlos Abdala, Jairo Trad y Rodrigo Tissera, actualmente cuenta con más de ochenta usuarios. Según sus creadores, la eficiencia del uso del agua a través de sus sistemas aumenta a un 70%: “Este año esperamos hacer que nuestros clientes ahorren 15.000 millones de litros”, afirma Trad.

La empresa monitorea 20.000 hectáreas bajo riego en la Argentina, casi el 4% de las 600.000 que existen para riego complementario; y 2.300 en Tennessee y Arkansas (EE.UU), donde tienen instalada una base operativa desde 2018.

KILIMO prevé llegar al 10% del área regada en la Argentina. Entre los cultivos que monitorea se encuentran: trigo, soja, maíz, lentejas, garbanzos y algunos hortícolas.