Jueves 02 de Abril de 2020
Fate

Enfermedades carenciales: las enemigas silenciosas de la cría

Medidas para prevenir la carencia de minerales en pasturas

Enfermedades carenciales: las enemigas silenciosas de la cría
miércoles 27 de noviembre de 2019

Las enfermedades por deficiencia de minerales son difíciles de diagnosticar. En la mayoría de los casos, estos problemas no son evaluados correctamente, lo que hace que los productores sufran grandes pérdidas.

En este contexto, repasamos las consecuencias y las posibles medidas de prevención para llegar a diagnósticos más certeros que permitan mejorar la sanidad en la cría.

 

Enfermedades

Los problemas van desde una baja del consumo, inconvenientes podales, infertilidad y baja tasa de preñez, según el mineral faltante:

- Fósforo: produce disminución del consumo y pérdida de condición corporal. Su carencia influye en procesos hormonales y enzimáticos, afectando los porcentajes de preñez y de producción de leche. Con terneros débiles, las pérdidas económicas son cuantiosas.

- Magnesio: provoca tetania y afecta a hembras y machos. Causa la caída y muerte de los animales, inconvenientes a nivel postal, problemas de piel, fallas inmunológicas y productivas.

- Selenio: produce la enfermedad del músculo blanco en terneros y problemas reproductivos como infertilidad, muertes embrionarias y abortos.

- Cobre: también denominada hipocuprosis, se produce por interacción de otros elementos como el hierro, sulfato. Es muy común que se presente luego de inundaciones, produciendo falta de peso, problemas articulares y fallas reproductivas.

- Calcio: su carencia se evidencia fundamentalmente durante el parto, provocando el síndrome de la vaca caída.

 

Prevención

En la cría, toda alimentación es a base de campos naturales, pasturas o verdeos desde donde se extraen los minerales, vitaminas y nutrientes. En este sentido, se recomienda:

- Realizar un análisis previo del suelo de los potreros con la finalidad de detectar cuáles son sus carencias.

- Consultar con las estaciones experimentales del INTA para una evaluación certera, teniendo en cuenta que el organismo cuenta con una sectorización de las carencias minerales en cada provincia.

- Prevención a través de una correcta provisión de sales en las bateas donde los animales comen, autorregulando el consumo a su necesidad.