Sábado 19 de Septiembre de 2020
Fate

SpringHaus, una firma que apuesta por los specialties

Con sede en Estados Unidos y en la Argentina, la compañía realizó exportaciones por US$1,5 millones en 2018 desde nuestro país

SpringHaus, una firma que apuesta por los specialties
lunes 29 de abril de 2019

Si bien la Argentina siempre se ha caracterizado por la producción y exportación de commodities, cada vez son más las empresas que encuentran en los cultivos especiales –o specialties– un nicho de mercado, no solo porque tienen más valor agregado, sino porque también permiten intervenir con un capital mesurado.

Así lo entiende Jorge Huck, gerente de SpringHaus, una compañía con sede en la Argentina y en EE.UU. que se dedica a la comercialización y exportación de granos, legumbres y semillas. Aunque la firma está orientada principalmente al mercado de aves –tanto silvestres como de corral y de compañía– y de pequeñas mascotas –como cobayos, hámsters y conejos–, dedica un diez por ciento de su estructura a los envíos al exterior de specialties para consumo humano.

SpringHaus se instaló en nuestro país en 2018, desde donde realizaron exportaciones por un valor total de 1,5 millones de dólares. Sin embargo, la empresa, que ya trabaja con setenta productores a lo largo del territorio nacional, está lejos de conformarse con esa cifra: para este año esperan alcanzar los 4,5 millones de dólares.

Huck es licenciado en comercio internacional y cuenta con más de veinte años de experiencia en el mercado de los cultivos especiales. “En nuestro país es un negocio escasamente explotado que generalmente atienden algunos exportadores con segundas calidades o con derivados de los procesos de clasificación”, explicó el ejecutivo, a la vez que consideró que “se le ha dado un tratamiento muy marginal: los exportadores solían volcar subproductos o descartes al mercado de consumo de mascotas, pero éste es un rubro que requiere mucha rigurosidad”.

La compañía opera tanto con productores argentinos como estadounidenses. En ambos países, el producto es procesado en las diferentes plantas con las que se tiene convenio, para después empacarlo y enviarlo al exterior. Las presentaciones de los productos van desde envases de medio kilo hasta bolsas de mil kilos.