Jueves 02 de Abril de 2020
Fate

Se crea una Mesa Nacional de Caminos Rurales

Un grupo conformado por integrantes de varias entidades se ocupará de solucionar las deficiencias en las redes viales de tierra argentinas

Se crea una Mesa Nacional de Caminos Rurales
martes 05 de febrero de 2019

Debido a la abundante cantidad de deficiencias en las redes viales de tierra de la Argentina, se creó una Mesa Nacional de Caminos Rurales, integrada por representantes de entidades agropecuarias, transportistas y especialistas en aspectos técnicos, destinada a realizar acciones que sirvan para garantizar la conservación de los caminos y encontrar mejoras.

El sistema vial nacional consta de 600 mil kilómetros de rutas de distinto tipo, de los cuales 400 mil son caminos rurales que no presentan un estado uniforme. Como en la provincia de Buenos Aires más del 60% están en malas condiciones, se ven afectadas las economías locales y la extracción de la producción agropecuaria, de modo que era inevitable tomar algún tipo de medida.

“En la mesa confluyeron los usuarios más profesionales, quienes apuestan a generar espacios de diálogo que sirvan para detectar los problemas y buscar propuestas para mejorar la gestión y el mantenimiento de los caminos. Es un lugar para desarrollar consensos, que sirve para solucionar una problemática que nos afecta a todos”, expresó el economista David Miazzo, jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA).

En esta misma línea, el especialista subrayó que se trata de una mesa privada -ya que la jurisdicción de los caminos no pertenece a una sola persona jurídica-, que no dispone de la oportunidad de entrevistarse con alguien a nivel nacional, porque en provincias como Córdoba y Buenos Aires, estos temas dependen de Vialidad y de cada uno de los partidos políticos, respectivamente.

“Decidimos crear una mesa privada que, una vez que llegue a consensos internos, comience a reunirse con los decisores políticos de cada una de las jurisdicciones, con el objetivo de generar consensos, encontrar problemáticas comunes y determinar propuestas para mejorar”, anunció.

El objetivo de la campaña es que los usuarios se vuelvan más conscientes en el uso de los caminos, porque siempre es complicado concientizarse sobre el uso apropiado de los bienes públicos. Más adelante, se espera que impulse el uso de planes directores y se identifiquen las claves para que cada uno de los modelos funcione de manera correcta.

“Es necesario identificar este tipo de temas para darle una guía a quien se quiera ocupar de la situación, para saber qué hay que hacer para que el sistema funcione y así poder mantener la presión sobre los que toman decisiones para que la problemática se solucione. Es un gran problema para la producción”, indicó.

El hecho de que los caminos rurales no estén en condiciones, según Miazzo, constituye un problema social, que afecta las oportunidades de las personas que eligen vivir en el campo, porque dificulta el acceso a la educación, a la salud o hasta la manera de hacer compras. En relación a estas cuestiones, la Asociación Argentina de Carreteras (AAC) está haciendo aportes sobre lo necesario para el mantenimiento, para que no se inunden y se superen las correntías.

“A nivel jurisdicciones puede ser que falte el presupuesto por decisión política o capacidad de gestión. Pero es una realidad muy importante, que requiere una gran cantidad de recursos. Todo pasa por los cuidados, no por excederse en la capacidad de carga. Hay que hacer los mantenimientos necesarios, porque el tema es muy complejo y hay muchas variables en juego”, recalcó el economista, quien además mencionó que habría que nomenclar los caminos, con nombres y progresivas, para mejorar el flujo hacia el interior de las zonas rurales y controlar su estado.

Cabe destacar que la Mesa inició relevamientos para conocer en verdad cuál es la red vial de cada distrito, con la guía del Manual de Caminos Rurales de la AAC y la del Ministerio de Transporte.

De la mesa participan representantes de la ACC, la FADA, la Sociedad Rural Argentina (SRA), la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coniagro), la Federación Agraria Argentina (FAA), la Federación Argentina de Maquinaria Agrícola (Facma), la Federación Argentina de Entidades Empresariales del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), la Fundación Barbechando, Confederaciones Rurales Argentina (CRA) y Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA). Estas instituciones venían trabajando el tema con anterioridad, ya que la SRA había creado un Comité de Caminos y había hecho una jornada sobre el tema durante la Exposición Rural en Palermo, mientras que la FADA realizó una investigación sobre los sistemas de gestión en las provincias, lanzando la aplicación “Caminos Rurales”, para que los usuarios puedan mostrar la situación de las vías en sus zonas, con el fin de que los encargados de su mantenimiento puedan contar con la información necesaria para mejorar las condiciones.

Por su parte, la AAC hizo una Comisión de Caminos Rurales (CRA), que organizó congresos y seminarios, y editó el Manual de Caminos Rurales que incluye información técnica sobre el tema. Además, la Fadeeac organizó charlas y reuniones, en tanto que la FAA participa a través de sus entidades de base, en organismos de administración y mantenimiento de diversos puntos del país.