Martes 12 de Diciembre del 2017
23°C Buenos Aires
Diario Agroempresario
Argentina Supermercado del Mundo

PERSONALIZAR

Elegí tu provincia para mostrar en la página principal:

Jorge Elustondo: "La Argentina va a crecer y se va a desarrollar si el mundo pondera nuestros productos"

"Hay que aprovechar los recursos naturales que tenemos para salir de la concentración en las grandes urbes", sostuvo el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Provincia de Buenos Aires

Jorge Elustondo: "La Argentina va a crecer y se va a desarrollar si el mundo pondera nuestros productos"
martes 05 de diciembre de 2017

Jorge Elustondo, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Provincia de Buenos Aires, planteó en el congreso “Argentina, Supermercado del Mundo” la necesidad de que la ciencia y la política se integren.

En ese sentido, dijo que “en cada rincón del sistema de ciencia y tecnología hay respuesta para todos y cada uno de los problemas que tenemos”, pero que “lo que hace falta es que el decisor político se nutra de ese saber y de esas capacidades instaladas extraordinarias que poseemos”.

En la misma línea, sostuvo que la sociedad del conocimiento nos impone el desafío de ver “cómo utilizamos el capital humano para agregar valor en esta revolución tecnológica que es incesante”. 

Según Elustondo, debemos ponernos de acuerdo en “avanzar en un camino que genere las condiciones para la inversión, el cambio tecnológico y la innovación”, a fin de conseguir ser el supermercado del mundo “con productos y subproductos que tengan cada vez mayor valor agregado y diferenciación en origen”. No obstante, aclaró que esto sólo va a ser posible una vez que se fijen “metas y objetivos de producción para todas las alternativas productivas que nos brindan nuestras condiciones agroecológicas y agroclimáticas”.

Asimismo, señaló que la idea es que “la Argentina sea una gran proveedora de alimentos”, pero que también exporte otras cosas que se exhiben en los supermercados. En este punto, remarcó que se debe sacar provecho de las condiciones naturales que tiene el país para fabricar con tecnología asociada, a fin de que haya empresas nacionales y multinacionales que tengan una oferta tecnológica que permita generar empleos de calidad y en cantidad. “Hay que aprovechar la dotación de recursos naturales que tenemos para salir del proceso de concentración en las grandes urbes y generar una situación de crecimiento y desarrollo constante en la Argentina que nos haga competitivos”, expresó.

En esa línea, si bien declaró que “el 40% del comercio exterior se da a través de los puertos de la provincia de Buenos Aires”, subrayó que “la competitividad que se gana tranqueras adentro de un establecimiento agrícola, una estación experimental o un laboratorio de biotecnología, comienza a perderse en las rutas y termina por perderse en los puertos”.

Elustondo afirmó que “la bioeconomía es el nuevo paradigma tecno-productivo, donde el complejo agroindustrial juega un rol fundamental”. Sin embargo, sostuvo que donde más se debe poner el foco es en la biotecnología, donde se ha avanzado muchísimo. “Estamos en la frontera del conocimiento, en la punta a nivel mundial”, aunque “en biotecnología industrial o marina estamos más atrasados”, aseveró.

Por otro lado, el ministro sostuvo que el uso de la tecnología puede tener impactos negativos, por lo que “es muy importante la inversión que se haga en materia de anticipación”. Asimismo, dijo que se deben “desarrollar todas las estrategias de mitigación y remediación por si nos equivocamos en la anticipación”, a la vez que explicó que los impactos pueden ser del orden económico, material o social. Y agregó: “La Argentina va a crecer y se va a desarrollar si el mundo nos observa y pondera nuestros productos”.

Sin embargo, si bien ponderó el desafío de que el país se convierta en el supermercado del mundo, Elustondo consideró que no se debe dejar de lado el objetivo de llegar a la “pobreza cero”. En ese sentido, señaló que no puede ser que un país que produce alimentos para 400 millones de personas tenga más de un tercio de la población que se encuentra en la pobreza, donde “la mitad de los niños no pueden acceder a una alimentación digna”.

“La idea es construir consensos que nos proyecten al mundo con reglas de juego claras que, con pobreza cero, le brinden a las próximas generaciones posibilidades de vida mucho mejores que las que hoy tienen los argentinos”, concluyó Elustondo.