Esteban Copati: "Los mayores volúmenes de producción se han logrado en años húmedos"

"Nos hemos involucrado en proyectos con presupuestos de la NASA", expresó el jefe de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires

Esteban Copati: "Los mayores volúmenes de producción se han logrado en años húmedos"
viernes 06 de julio de 2018

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires se creó un año después de la sanción de la Constitución Nacional, en 1854. Asociación civil sin fines de lucro, tiene como uno de sus principales objetivos el ser un lugar de reunión para sus asociados, donde se le brinden las condiciones generales de seguridad y legalidad en la concertación de sus operaciones.

Esteban Copati, jefe de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, y Virginia Ceccarelli, economista de la misma entidad, disertaron en el congreso “Argentina, Supermercado del Mundo” acerca del impacto de las políticas implementadas por el Gobierno en la producción y en la cadena de valor del trigo.

En primer lugar, Copati sostuvo que desde el Departamento de Estimaciones Agrícolas realizan “un relevamiento semana a semana de los cultivos extensivos más importantes de la Argentina”, sobre todo de “trigo, maíz con destino a grano comercial, sorgo, cebada, soja y girasol”. Para poder realizar una correcta evaluación, contó que dividieron “la región agrícola en 15 zonas”.

Asimismo, dijo que han “incorporado nuevas tecnologías y que están comenzando a trabajar con el análisis de coberturas digitales mediante el estudio de imágenes satelitales”.

En esa línea, expresó que eso los llevó a efectuar trabajos de manera conjunta con Geoglam (Iniciativa Global de Monitoreo Agrícola), que “es una entidad que se desprende del G20 y que forma parte de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura)”, la cual “le delega a Geoglam la responsabilidad de analizar las coberturas vegetales en el mundo con el fin de garantizar la seguridad alimentaria”.

En ese sentido, señaló que con Geoglam, que tiene su base en la Universidad de Maryland, han “desarrollado metodologías para el estudio de las coberturas de invierno en la Argentina, en grandes extensiones y superficies”, alcanzando un nivel de precisión de entre 86% y 91%. Además, indicó que se han “involucrado en proyectos con presupuestos de la NASA”, lo que les va a “permitir seguir incorporando tecnologías”.

Por otro lado, sostuvo que en la campaña 2011-2012 hubo “un récord de siembra en los seis cultivos que releva la Bolsa”, cuya área ascendió a 31,9 millones. Sin embargo, recordó que luego, como resultado de malas políticas, la superficie registró una merma de alrededor de un millón de hectáreas en cuatro campañas, es decir, “una reducción de una tasa de 225.000 hectáreas por año, cayendo a 31 millones de hectáreas implantadas durante la campaña 2015-2016”.

En cambio, durante la campaña 2016-2017 hubo una gran recuperación del área destinada a trigo gracias a las nuevas políticas implementadas por el Gobierno. “El primer año bajo el nuevo set de políticas, habíamos logrado una expansión del área de trigo del 34%, pasando de 3,8 millones de hectáreas a 5,1 millones”, afirmó.

Según Copati, “los mayores volúmenes y los récords históricos de producción en todos los granos de nuestro país se han logrado en años húmedos”, en los cuales hubo “pérdidas históricas en términos de área sembrada con cultivos extensivos” pero, al mismo tiempo, fue esa “condición de humedad la que ha favorecido la generación de rendimiento”.

Por su parte, Ceccarelli remarcó que durante la campaña 2016-2017 y 2017-2018 “el incremento en la facturación de la cadena de trigo ha sido del 7%”, totalizando una facturación de alrededor de US$1.728 millones.

Asimismo, reconoció que el aumento del área cultivada y el uso de la tecnología, generó “un aumento del 150% en las exportaciones”, lo cual es importante porque significa “un ingreso de divisas para la economía argentina”. En ese sentido, la economista sostuvo que “el mayor volumen se debió a la capacidad de crashing para el consumo interno, que ronda los seis millones”.

Por último, subrayó que “los stocks están creciendo a un ritmo mayor que el consumo”, ya que “la relación stock-consumo es de las más altas de los últimos quince años”. Y concluyó: “Nos parece importante buscar y mantener la sustentabilidad a través de las buenas prácticas agrícolas, las rotaciones, la inversión en fertilizantes y la tecnología”.