Carlos Braga: "Tenemos que desarrollar una marca país"

"Si no tenemos trazabilidad, nos van a cerrar los mercados", sentenció el subsecretario de Comercio Exterior de Santa Fe

Carlos Braga: "Tenemos que desarrollar una marca país"
martes 15 de mayo de 2018

En un escenario global donde no sólo se incrementa la demanda de alimentos, sino que también aumentan las exigencias del consumidor, la Argentina está obligada a generar productos con mayor valor agregado si quiere salir al mundo y competir con otros países.

En ello hizo hincapié Carlos Braga, subsecretario de Comercio Exterior de Santa Fe, en el congreso “Argentina, Supermercado del Mundo”. “La idea de valor agregado en origen, o la idea de dar un valor superior a la ruralidad, tiene que ser un eslogan que tenemos que tener como Estado Provincial y Nacional”, afirmó.

Asimismo, remarcó que tanto el productor agropecuario como el empresario del sector deben entender la necesidad de agregarle mayor valor agregado a las economías regionales, así como la urgencia de que haya una mayor integración entre las cadenas.      

Braga sostuvo que uno se podría quedar con la imagen de que “Santa Fe es la segunda provincia exportadora, que representa el 8% del PBI Nacional”, que tiene “el polo de crushing más grande del mundo”, que constituye el 40% de la producción de leche del país, y que es uno de los principales exportadores de carne.

Sin embargo, dijo que la imagen que el mundo tiene de la Argentina está representada por una espiga de trigo, mientras que la foto que representa a Costa Rica es un paquete de fideos secos y galletas. En este punto, recalcó que “seguimos primarizados”, mientras países como Rumania, con menor experiencia en alimentos, le agregan más valor a sus productos. 

En la misma línea, expuso el caso de Brasil que, con menos producción de trigo que la Argentina, sale al mundo con un producto cuya tonelada está alrededor de US$8.000, mientras que “nosotros seguimos con toneladas mucho más bajas”.

“Esos son los drivers que tenemos que tener como Estado para empezar a amalgamar políticas de desarrollo, a fin de que las pymes sean la plataforma de despegue”, indicó. Y agregó: “Tiene que ser una política de estado, no de cuatro años, sino de 40 o 50 años”.

En cuanto a las exportaciones, señaló que “las manufacturas de origen agropecuario representan un valor alto”, pero que “es muy bajo el valor de desarrollo y de valor agregado”. De esa manera, al desmenuzar los números de Santa Fe, que es la segunda provincia exportadora del país, dijo que nos encontramos con que “las manufacturas de origen agropecuario tienen que ver con los productos de crushing de soja”, es decir, aceite y harina de soja. El hecho de que Santa Fe tenga “el crushing más importante del mundo de soja” pone al descubierto una gran contradicción, ya que mientras la provincia es muy eficiente en esa cadena, el resto de los granos, como el trigo y el maíz, no participan de las exportaciones.

Según manifestó Braga, los primeros cuatro productos exportados –subproductos oleaginosos de soja, aceite de soja, biodiesel y soja- están en manos de multinacionales. “Este partido no lo juegan las pymes, lo juegan las grandes empresas que supieron aprovechar las ventajas competitivas que tenemos en la provincia”, afirmó.

Asimismo, dijo que las predicciones de la FAO con respecto al incremento de la población a 9.000 millones para el año 2050, no sólo implica mayor necesidad de alimentos, sino también mejor calidad de la comida. “No estamos contribuyendo a darle más valor por tonelada exportada”, aseveró.

Por otro lado, el subsecretario sostuvo que “tenemos que desarrollar una marca país”, ya que en el mundo nos reconocen como “buenos productores de carne” pero “no tenemos una marca que nos identifique como país. No tenemos branding”. Y añadió: “Las economías regionales tampoco tienen branding, excepto algunos polos de desarrollos muy específicos, como es el caso del vino en el NOA”.

En la misma línea, subrayó que “si no integramos las cadenas, no vamos a tener desarrollo”. En ese aspecto, indicó que Santa Fe “tiene una cadena metalmecánica muy interesante, pero muy sesgada a determinados sectores”, por lo que se debe buscar “una diversificación de las cadenas metalmecánicas con agregado de valor”. De esa manera, según Braga, la mayor diversificación en esas cadenas permite “abastecer de tecnología a las empresas que producen alimentos, en el packaging, en el seguimiento, que hoy lo están comprando en el exterior”.

Por otra parte, señaló que “las pymes tienen que pensar en un cambio de mentalidad”, ya que los mercados más exigentes nos van a demandar trazabilidad. En el caso de la carne, por ejemplo, explicó nos van a pedir qué hacemos con el metano que producen los vacunos. “Si no tenemos trazabilidad, si no tenemos una visión medioambiental sustentable, nos van a cerrar los mercados”, aseveró.

Por último, remarcó que “el desafío principal es intensificar la relación público-privada”, a la vez que indicó que “el sector público tiene que generar políticas para facilitarle los procesos exportadores a las pymes”.