Maximiliano Neri: "El perfil productivo de Santa Fe nos permite tener una tasa de retorno energético muy alta"

"Vemos que las bioenergías pueden venir a potenciar la cadena, a salir de la escala de valor agregado que tenemos", sostuvo el subsecretario de Energías Renovables de Santa Fe

Maximiliano Neri: "El perfil productivo de Santa Fe nos permite tener una tasa de retorno energético muy alta"
martes 08 de mayo de 2018

Con una ley pionera en la Argentina, Santa Fe comenzó una estrategia concreta para el desarrollo de bioenergías; en el 2006, se sancionó una “ley que fomenta el uso de las energías renovables y la producción de biocombustibles en Santa Fe”; así lo afirmó Maximiliano Neri, subsecretario de Energías Renovables de la provincia, en el Congreso “Argentina Supermercado del Mundo”.

Según señaló, la matriz productiva de Santa Fe invita al desarrollo de energías alternativas como los biocombustibles: “El perfil productivo de la provincia de Santa Fe nos permite tener una tasa de retorno energético muy alta con respecto de otros modelos de producción de biocombustibles y eso nos da una ventaja comparativa del punto de vista de sustentabilidad ambiental y de sustentabilidad económica”. 

A nivel internacional, las plantas procesadoras santafecinas general altos rindes y agregan competitividad tanto desde el punto de vista ambiental como económico. “Hoy, de sus puertos y de sus empresas de biocombustibles salen alrededor del 80% de las exportaciones de este producto al mundo”, indicó Neri. Asimismo, comentó que están trabajando con proyectos relacionados con cultivos energéticos como el sorgo dulce;  este “empieza a aparecer como una opción real, rentable, amigable con el medio ambiente que nos permite resolver algunos problemas que estamos teniendo en nuestro modelo productivo con respecto al uso del suelo”, destacó el subsecretario de Energías Renovables.

Otra alternativa con gran potencial es el biogás: “La producción agropecuaria de nuestro país fue cada vez tendiendo a ser más agro que pecuaria; hemos perdido mucha capacidad productiva del punto de vista ganadero, pero en los últimos tiempos esta tendencia se empieza a revertir y empezamos a mejorar nuestros stocks ganaderos; empezamos a producir de una manera más eficiente y aumentando la capacidad productiva en general”, explicó Neri haciendo referencia a la oportunidad que se nos presenta para el desarrollo del biogás. En ese sentido, aclaró que “si nosotros queremos estar produciendo biogás hoy, en algún tambo promedio en la provincia de Santa Fe, vamos a ver que la recolección del estiércol que es la materia prima para producir biogás, tiene que ser recolectada de manera eficiente” pero los tambos no tienen la estructura que permita esta eficiencia. Por ello, es importante que el Estado participe activamente en esta primera etapa de desarrollo para incentivar a los empresarios que quieran incursionar en la producción de biogás; “hay que poner la primera chispa que nos permita la inversión inicial”, sostuvo Neri.

Según el subsecretario, la generación de biogás no solamente trae beneficios económicos a los establecimientos, sino que también resuelve problemas ambientales; y, de esta manera, al reducir las emisiones de gas de efecto invernadero, podemos superar las barreras no arancelarias que el mundo ya está evaluando al importar.

Dentro del programa RenovAR lanzado por el Gobierno Nacional, que consiste en una convocatoria a licitaciones públicas para comprar energías renovables,  “las bioenergías, lo que es producción de biogás, biomasa y de biocombustibles ha quedado muy relegado dentro de los procesos licitatorios. Es por esto que nosotros, por iniciativa propia de la provincia, hemos llamado a una convocatoria de proyectos en general de energías renovables”, manifestó Neri y expresó que han estado “recibiendo propuestas muy interesantes, proyectos que empiezan a ser escalables, de varios megas que están compatibilizando los residuos sólidos urbanos que salen de municipios, los desechos de usinas lácteas, algunos otros desechos de combinaciones de tambos, de feedlot, de producciones porcinas”, describió el subsecretario.

A modo de conclusión, subrayó el beneficio económico de agregar valor a las producciones con el desarrollo de energías renovables. “Cuando uno analiza la producción de maíz, por ejemplo, y cómo uno le va agregando valor a través de la cadena de engorde animal, ve una renta que nos permite que la producción sea sustentable desde lo económico, pero sabemos lo susceptible que es a muchos vaivenes de precios internacionales, de precios internos, de regulaciones internas; y vemos que las bioenergías pueden venir a potenciar esa cadena, a salir de la escala de valor agregado que tenemos”.

“Si uno llega a integrar bioenergías con producción de carne y con producción de biomateriales, vemos que los números son realmente exponenciales”, finalizó Neri.

PERSONALIZAR

Elegí tu provincia para mostrar en la página principal: