Fate

Tres destinos bonaerenses donde la laguna es el principal protagonista

Los espejos de agua de Chascomús, Lobos y Villarino ofrecen una enorme variedad de propuestas para disfrutar en familia

Tres destinos bonaerenses donde la laguna es el principal protagonista
lunes 01 de marzo de 2021
M

ás allá de la Costa Atlántica, Buenos Aires dispone de miles de alternativas turísticas lindas, divertidas y accesibles para disfrutar en familia un fin de semana largo. Sin salir de la provincia, el público puede descubrir diversos puntos del mapa y contemplar paisajes armoniosos ubicados a pocos kilómetros de Capital Federal. Chascomús, Lobos y Villarino son algunos de ellos.

 

Chascomús

Sobre la Ruta Nacional N°2, específicamente en el kilómetro 113, el Parador Atalaya ofrece la bienvenida a esta ciudad, famosa por su reconocida laguna. Dicho espejo de agua, de 3.044 hectáreas de extensión y dos metros de profundidad, se ubica en la cuenca del Río Salado y es el más grande del sistema conocido como “Las Encadenadas”.

La laguna es sede de encuentros de natación, regatas y triatlones. También es ideal para realizar kayak, kitesurf, windsurf o pesca. El camino de treinta kilómetros de circunvalación de su perímetro puede usarse para completar ricas caminatas con grandes vistas, ya que dispone de numerosos puentes y miradores para pasar el momento.

En el área también es posible andar en bicicleta o realizar safaris fotográficos para observar las aves y animales que deambulan por allí.

 

Lobos

El partido y la laguna homónima le deben su nombre a los coipos o lobitos de río que desde siempre habitaron la región. Antiguamente, la zona fue muy apreciada por indios pampas y querandíes, debido a la calidad de sus aguas dulces y su barro arcilloso ideal para hacer vasijas. Además, la carne del animal en cuestión propiciaba un rico alimento, mientras que su cuero podía utilizarse para confeccionar diversas prendas textiles.

La laguna representa el principal centro turístico del municipio como consecuencia de la gran variedad de actividades que propone: allí se puede practicar kitesurf, windsurf, kayak y motonáutica. Asimismo, cuenta un espacio perfecto para los amantes de la pesca, donde es posible atrapar bagres, carpas y pejerreyes.

El área es habitada por una enorme cantidad de pájaros, cuyo cantar hace que la experiencia sea mucho más amena. En verano recomiendan realizar actividades de avistaje, astroturismo o caminatas; aparte de visitar las ferias de artesanos y emprendedores locales. En el humedal de 800 hectáreas conviven diversas especies animales y vegetales.

 

Villarino

El municipio alberga la laguna Chasicó, una de las más grandes de la provincia. Se trata de un espejo de agua de doce mil hectáreas, ideal para pescar pejerreyes desde la costa o en lancha.

En el balneario Chapalcó, sus playas con suaves declives permiten vivir una experiencia única, donde la puesta del sol gana protagonismo como uno de los mayores atractivos. Camino a la laguna, las Salinas Chicas –ubicadas en un trayecto de 35 kilómetros por fuera de la Ruta Nacional N°22– forman la depresión más profunda de Buenos Aires, al localizarse 42 metros por debajo del nivel del mar.

Es un lugar especialmente bello para disfrutar los atardeceres de verano, ya a lo largo de estas horas el cielo va cambiando de color, mientras los flamencos emergen de las salinas. Un año antes del nuevo milenio, el sitio fue declarado Reserva Natural de Objetos Definidos Mixtos, a fin de proteger las más de 140 especies de aves y mamíferos que atesora.