Fate

Villa General Belgrano: ideal para una escapada familiar

Un parque de atracciones, pistas de autos, comidas y bebidas, tradiciones y una casa encantada, son algunos de los paseos que se disfrutan

Villa General Belgrano: ideal para una escapada familiar
lunes 27 de enero de 2020
I

deal para un paseo familiar, la localidad cordobesa de Villa General Belgrano tiene una gran cantidad de cabañas –algunas, incluso, con recreación en temporada alta– con un encanto alemán que se hace presente.

Hay figuras de tiroleses talladas en madera para tomarse fotos. También está el ciervo en la entrada al patio cervecero de El Ciervo Rojo. Además, justo en la plaza principal donde se realiza el Oktoberfest, se encuentra el Jardar Park, un pequeño sector con atracciones como calesitas, pistas de autos y arneses para saltar, que es ideal para disfrutar con niños.

A unos 40 kilómetros de Villa General Belgrano, La Cumbrecita hace años que dejó de ser la bucólica aldea peatonal donde caminar cuesta arriba escuchando la historia de los pioneros alemanes que llegaron en los años 40 para sumar una propuesta muy activa.

Peñón del Águila es un loteo que incluye un restaurante con comidas y cervezas regionales, al que se llega con un trencito que sirve de base de operaciones para un parque de arborismo, con tirolesa, rappel y otras actividades para todas las edades.

Para los más jóvenes, siempre es buena idea visitar La Casa Encantada de Don Otto, un momento de diversión garantizada. A pesar de que acaba de renovarse, mantiene el efecto sorpresa que provoca desde hace más de 30 años, cuando los guías van pasando de ambiente en ambiente y contando cuentos sobre cómo es vivir en una casa que es ajena a las reglas de la gravedad: uno arroja una pelota y, en lugar de rodar hacia abajo, sube. También hay un trencito, un arroyo ideal para realizar un picnic y un sector para practicar arquería.

Sin embargo, lo mejor que tiene el valle está en sus ríos y paisajes. Villa Berna, Villa Alpina, Yacanto de Calamuchita y, más allá, El Durazno, regalan decenas de posibles chapuzones, paseos, cabalgatas y bicicleteadas. Los jóvenes más aventureros pueden iniciarse en la escalada con un ascenso al Champaquí desde Valle Alpina.