Fate

Paraje Fra Pal: una sabana africana al sur de Buenos Aires

En la zona viven más de 1.100 animales en libertad: búfalos, antílopes, ciervos multicuernos, jabalíes y muflones, a los que se les puede dar de comer de la mano

Paraje Fra Pal: una sabana africana al sur de Buenos Aires
lunes 16 de noviembre de 2020
V

isitar el paraje Fra Pal, situado al sur de la provincia de Buenos Aires, es sentirse como en un safari de África; al menos así lo describen los vecinos del lugar, donde habitan solo nueve personas.

En la zona viven más de 1.100 animales en libertad: búfalos, antílopes, ciervos multicuernos, jabalíes y muflones, a los que se les puede dar de comer de la mano.

Paola García, vecina del lugar, ideó “Senderos de Fra Pal”, una actividad que consta de una caminata de cinco kilómetros hasta el Cerro El Tigre, donde pastan los animales. La misma hizo que empezaran a llegar turistas a un pueblo que solo era tomado como referencia vial: se lo conocía como “La Rotonda”.

La comparación con África no se debe solamente a los animales salvajes, sino también a su geología. La formación serrana pringlense –Fra Pal pertenece al distrito de Coronel Pringles–, que tiene una antigüedad de 650 millones de años, se produjo por los sedimentos que se acumularon posteriores al paleozoico y plegados en el mesozoico; lo mismo se observa en Sudáfrica.

El silencio reina en este entorno natural en donde a cada paso se descubre un secreto más de una pampa desconocida, donde los chicos retoman el contacto con la naturaleza; familias enteras llegan al lugar para disfrutar del contacto con los animales y el aire libre.

El nombre de Fra Pal es en honor a Francisco Palacio, el donante de las tierras. A pesar de haber sido fundado en 1960, nunca tuvo muchos habitantes; de hecho, actualmente son menos de diez. En sus adyacencias hay pequeños pueblos y parajes que tampoco superan los cincuenta habitantes, como El Divisorio, Las Mostazas y El Pansamiento; en este último ni siquiera hay luz eléctrica.