Fate

Las aerolíneas se preparan para el regreso paulatino de los vuelos

Si bien el Gobierno autorizó la reapertura de los vuelos de cabotaje mediante un decreto, no oficializó una fecha para el regreso. No obstante, tres aerolíneas anunciaron la vuelta para el 19/10

Las aerolíneas se preparan para el regreso paulatino de los vuelos
jueves 15 de octubre de 2020
M

ediante un decreto, el Gobierno finalmente habilitó la reapertura de los vuelos de cabotaje con limitaciones y regulaciones. Si bien todavía no hay una fecha oficial para el regreso, se espera que a partir de la semana próxima puedan despegar los primeros aviones con destino a unas dieciocho provincias.

Ante la falta de un anuncio oficial, Aerolíneas Argentinas, Flybondi y Jetsmart ya reprogramaron la vuelta de sus vuelos regulares a partir del lunes 19 de octubre, justo cuando se cumplen siete meses del decreto oficial que estableció la cuarentena y les prohibió operar. Aún desconocen cuáles serán las provincias que abrirán sus aeropuertos, así como las frecuencias de vuelos para poder confirmar su cronograma previsto.

Según el decreto, los vuelos no serán para turismo y solo estarán habilitados para aquellos trabajadores considerados esenciales y quienes tengan que efectuar algún tipo de tratamiento médico. Será la Jefatura de Gabinete la que podrá aplicar excepciones. Incluso, la normativa permite a los gobernadores efectuar algún tipo de objeciones para evitar la llegada de aviones, lo cual también será tenido en cuenta a la hora de autorizar los vuelos.

De acuerdo a la disposición, se extiende la habilitación del “transporte público interurbano e interjurisdiccional” a los trabajadores esenciales y a aquellos pasajeros que deban ser trasladados por motivos sanitarios, junto con sus acompañantes. De este modo, el titular del Ministerio de Transporte, Mario Meoni, iniciará consultas con los gobernadores para determinar qué destinos estarán habilitados para los viajes. Además de esas consultas, está pendiente la firma de otras resoluciones técnicas y administrativas, no solo de la cartera, sino también de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

 

Las que vuelven

A nivel local, antes de que se desatara la pandemia de coronavirus, las empresas habilitadas para realizar vuelos de cabotaje eran Aerolíneas, Austral, LATAM, Andes, Flybondi, Norwegian y JetSmart, pero ya en junio LATAM decidió cancelar definitivamente su operatoria en el país. El resto volvería con frecuencias reducidas, que irían en aumento con el transcurso de los días. Sin embargo, algunas dudan de la demanda que tendrían con tan escaso tiempo para organizarse a partir del aviso oficial, y advierten que volar con aviones vacíos no es una opción.

Entre las que están listas para despegar figura JetSmart, que aseguró que comenzará a volar ni bien el Gobierno lo permita. La aerolínea indicó que ya viene implementando en los vuelos especiales un protocolo sanitario, en función de las normas de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), aprobado por la ANAC. En caso de que el Gobierno y los gobernadores se lo permitan, su plan es volar desde Buenos Aires a Salta, Córdoba, Mendoza, Neuquén y Bariloche cinco veces por semana; a Iguazú, cuatro; y a Tucumán, dos.

Flybondi, en tanto, tiene previsto operar a un 25% de su capacidad previa a la pandemia durante el reinicio de los vuelos, en función de la demanda. Andes proyecta comenzar con tres frecuencias semanales en las dos rutas redondas Buenos Aires-Salta-Jujuy y Buenos Aires-Puerto Madryn-Comodoro Rivadavia, pero el plan está sujeto a las condiciones que definan el Gobierno, las provincias y la demanda.

Por su parte, Aerolíneas Argentinas prevé volar en forma regular cuando las autoridades lo permitan, pero aún no definió qué rutas operará.

Los vuelos de cabotaje no podrán realizarse por lo que resta del año desde el Aeroparque Jorge Newbery, cuya pista está siendo refaccionada, por lo que en principio operarían con el aeropuerto de Ezeiza como cabecera.

Por ahora, los únicos vuelos que se efectúan son los denominados especiales, que requieren autorización de autoridades nacionales y no integran la programación habitual de las aerolíneas.