Fate

Las bodegas mendocinas acarician la "normalidad"

El turismo del vino va retomando su actividad con visitantes locales y reservas por adelantado

Las bodegas mendocinas acarician la "normalidad"
lunes 31 de agosto de 2020
E

n plena pandemia de coronavirus, el turismo vitivinícola mendocino revive. El sector va retornando a su actividad normal gracias al turismo interno y a la venta de vouchers a futuros viajeros, que esperan disfrutar de vinos de calidad en un paisaje deslumbrante con vista a las montañas y viñedos.

Durante la primera etapa de apertura del distanciamiento social, las experiencias turísticas de Mendoza –históricamente pensadas para el turista extranjero y con valores en dólares– se abren a los visitantes locales.

La provincia inició el proceso gradual de aperturas en junio pasado, con la habilitación de restaurantes y hoteles solo para los residentes mendocinos, con la excepción de las ciudades de San Rafael? y Malargüe, que decidieron preservar el estado sanitario de sus departamentos libres de COVID-19.

Sumado a esto, pensando en la futura apertura del turismo interprovincial, bodegas y operadores comenzaron la venta de paquetes a clientes fuera de Mendoza. “Las ventas futuras están funcionando muy bien. En un mes de campaña tenemos más de 500 noches de alojamiento vendidas con fechas flexibles, para cuando puedan venir a visitarnos desde Buenos Aires y otras ciudades”, cuentan desde Rosell Boher Lodge, un resort de lujo ubicado en la localidad vitivinícola Alto Agrelo, al pie de la Cordillera de Los Andes.

El restaurante del alojamiento funciona a pleno cada fin de semana, con reservas cubiertas hasta los primeros días de septiembre. Sus once villas de lujo habilitadas están completas por los próximos fines de semana.

Por su parte, la bodega Terrazas de los Andes acaba de incorporar el servicio de alojamiento y catas de vino, ante el aumento en la cantidad de reservas. “Estamos llenos de miércoles a domingos. Lanzamos una promoción de alojamiento en la casa de Terrazas, cena con un menú de pasos maridado con vinos y desayuno por $8.900 para dos personas”, detalla Lorena Cepparo, gerente de Hospitalidad, Eventos y Comunicación de la bodega ubicada en Luján de Cuyo.

 

Las claves

Ante el cierre de fronteras, los operadores del turismo del vino abrieron sus puertas en un nuevo escenario con clientes locales e ingresos reducidos por la crisis económica. No obstante, la demanda sorprendió, ya que las promociones se agotaron en tan solo 24 hs.

El puntapié inicial para la adecuación de tarifas lo dio el grupo Bodegas Unidas, con un menú promocional a 1.200 pesos (US$17), que incluye: entrada, plato principal y postre, acompañado con vinos. El ticket promedio para comer en una bodega varía entre los $1.500 y $1.800 por persona (US$25).

En este sentido, la acción de los operadores del enoturismo fue elogiada por la Asociación Empresaria Gastronómica y Hotelera (Aegha). “Muchos mendocinos que tenían ganas de conocer estos restaurantes han podido ir ahora por primera vez. El vino ha dado una fuerza adicional a la gastronomía y Mendoza se está posicionando como el lugar para el maridaje”, indican desde la asociación.

En cuanto a los protocolos, restaurantes y bodegas funcionan bajo estrictas normas sanitarias para evitar contagios. Mientras continúe la pandemia, los espacios gastronómicos y de alojamientos solo podrán ocupar el 50% de la capacidad de sus salones, y los clientes deberán realizar las reservas el día previo según su terminación de DNI.

Respecto al distanciamiento social, las bodegas cuentan con el beneficio de tener amplios espacios y jardines para sumar mesas y cubrir parte de la demanda generada. Pensando en la temporada primavera-verano, los operadores del sector se muestran optimistas ante la apertura al turismo interprovincial.

De acuerdo a los datos arrojados por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (Cace), la demanda de vuelos también muestra interés por viajar a Mendoza. “Durante los tres días que duró la promoción de venta online del Hot Sale, la provincia se ubicó en el cuarto destino preferido por los compradores, con más de 5.000 pasajes vendidos desde septiembre en adelante”, indican.