Fate

Los hoteles encienden sus motores para la vuelta a la 'normalidad'

El Ministerio de Salud dio a conocer los protocolos: medidas de control al personal, uso de tapabocas, se evitará el servicio de bell boy y valet parking y habrá un buzón para el depósito de llaves

Los hoteles encienden sus motores para la vuelta a la 'normalidad'
miércoles 24 de junio de 2020
E

l sector turístico enciende sus motores y se prepara intensamente para el momento del regreso a la “normalidad”. De acuerdo con Mariano Barbeito, director ejecutivo de la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT) y director de Wyndham Nordelta, el rubro se irá reactivando por etapas que escalen desde lo local a lo regional, de lo nacional a lo internacional y de lo simple a lo complejo.

Por el momento, la idea de corredores turísticos seguros entre provincias vecinas puede ser una buena alternativa. Barbeito hizo referencia a algunas experiencias en este sentido en Europa. “Los destinos con mucha dependencia del mercado internacional están reenfocando su estrategia hacia el turismo nacional, que es lo primero que va a surgir. Siempre dependerá de la conectividad, del grado de alcance de la pandemia y de las decisiones de las autoridades. Las zonas que están más afectadas por el COVID-19 tardarán más en abrir”, sostiene.

El hotelero apunta a que una vez que se levanten las barreras, la reactivación sea rápida, teniendo en cuenta los últimos sondeos y estadísticas que indican que la gente tiene mucha expectativa de viajar. En esa línea, subraya la importancia de mantenerse activos en la comunicación para convocar a los viajeros y de promover medidas que incentiven la reactivación apenas se den las condiciones.

No obstante, “los hoteles, al estar cerrados, hoy se encuentran en una situación complicada en la que la prioridad es mantener los recursos humanos y sobrevivir para llegar a esta esperada reapertura”, dice el director ejecutivo de la AHT, a la vez que hace referencia al panorama prometedor que auguraba el 2020 en hotelería y turismo antes de la pandemia.

De los trescientos hoteles asociados a la cámara, hoy solo cincuenta están prestando servicios: algunos al Gobierno de la Ciudad y otros a prepagas o a empresas privadas en el marco de la emergencia sanitaria.

 

Claves al momento de abrir

“La higiene siempre ha sido una cuestión clave en hotelería y es el valor número uno destacado por el cliente hotelero. Entonces, en este sentido, el rubro está muy preparado y habituado a trabajar con especial atención a este punto. Obviamente, ante esta situación, se suman modificaciones y normativas especiales de acuerdo a los protocolos establecidos por el Ministerio de Turismo de la Nación”, afirma Barbeito.

En cuanto a los cambios que trajo el virus, remarca la aceleración en la transformación digital de los hoteles para permitir el check in y check out digital, o la utilización de apps móviles para room service o servicio de reserva en los restaurantes. Además, se eliminarán las cartas en papel, por lo que se trabaja en la digitalización de los menús con códigos QR.

Asimismo, señala que actualmente los hoteles trabajan en la capacitación de sus trabajadores y en la adaptación de sus edificios a través de un lay out y un mobiliario que contemple el distanciamiento. La señalización también será fundamental para informar a los huéspedes sobre cómo cuidarse.

 

Invertur

Los días 9 y 10 del corriente mes se llevó a cabo en forma virtual el ya clásico evento Invertur, que se realiza todos los años y reúne a especialistas en la materia. En esta oportunidad, a través de diversos paneles, se abrió a la reflexión sobre las oportunidades y desafíos en este contexto.

Entre las panelistas convocadas estuvo Claudia Álvarez Argüelles, vicepresidenta y CEO de Álvarez Argüelles Hoteles, que reúne emblemáticos espacios como el Costa Galana o el Grand Brizo. Álvarez Argüelles subrayó la importancia de esta industria en la economía, a la vez que señaló que las oportunidades estarán, en principio, en los recorridos domésticos a partir del turismo de cercanía. Además, destacó la relevancia de los destinos relacionados con la naturaleza.

“El nuevo huésped va a ser muy exigente con los protocolos a cumplir”, destacó. En este sentido, la firma ya cuenta con una serie de medidas que contemplan la utilización de la tecnología para minimizar el contacto físico con los huéspedes, el establecimiento de la modalidad de trabajo home office en los roles en los que sea posible, la medición de temperatura y el registro de declaración jurada de salud al momento del check in, la reducción al máximo del contacto entre las diferentes áreas del hotel, medidas adicionales sobre las rutinas de limpieza de uniformes y otros materiales de trabajo, y la oferta de alternativas para el servicio de desayuno a través de modalidad room service o a la carta.

El Ministerio de Salud de la Nación, por su parte, ya dio a conocer los protocolos que se aplicarán para los alojamientos turísticos. Entre otras reglas, plantea la implementación de medidas de control al personal previo a su ingreso a trabajar. Además, todo personal que tenga contacto con huéspedes deberá utilizar tapabocas. En una primera etapa, se evitará el servicio de bell boy y valet parking y habrá un buzón para el depósito de llaves, que serán desinfectadas antes de su reutilización.

Por otra parte, Accor –uno de los players globales más reconocidos, con marcas como Sofitel, Ibis o Novotel– también estuvo presente en Invertur. Luis Mirabelli, vicepresidente de desarrollo para Sudamérica de la firma, plantea que mantienen la expectativa de volver a la actividad en julio. A partir de la apertura, augura que seguramente los primeros doce meses serán de ajustes.

Entre las medidas incorporadas por Accor, Mirabelli señala que además de adoptar los protocolos localmente los certificaron, asegurándose de que todos los huéspedes cuenten con teleasistencia médica en caso de necesitarlo. En relación al futuro, el ejecutivo señala que hay proyectos que se han diferido a raíz de esta situación, pero la firma está pensando a largo plazo.