Fate

Los centros de esquí no se resignan a perder la temporada

El titular de la Cámara Argentina de Centros de Esquí, Pablo Torres García, afirmó que el objetivo es reactivar el turismo a partir del 1 de julio, aunque sea una solo para turistas locales

Los centros de esquí no se resignan a perder la temporada
jueves 07 de mayo de 2020
P

or la pandemia de coronavirus, el turismo se encuentra totalmente paralizado a nivel mundial. Sin embargo, los centros de esquí de nuestro país no pierden la esperanza de poder inaugurar la temporada de invierno el 1° de julio, así sea solo con turistas locales.

Pablo Torres García, presidente de la Cámara Argentina de Centros de Esquí y de Cerro Bayo en Villa La Angostura, ratificó que, pese al anuncio de la suspensión de vuelos hasta el 1 de septiembre, el objetivo sigue siendo abrir el 1° de julio, tal como tenían previsto. “No me imagino una temporada que empiece en septiembre, sería una no temporada. De todas maneras, y a pesar de todo, nos vamos a preparar para salir a la cancha, aunque no sabemos qué partido vamos a jugar o directamente si vamos a salir o no. En las montañas se están haciendo los trabajos de mantenimiento previos, como se hacen todos los años”, afirmó.

Desde la entidad que encabeza Torres García están elaborando protocolos de seguridad contra el coronavirus, comunes para todos los centros de esquí. Los mismos abarcan refuerzos en las medidas de higiene, modificaciones en la modalidad de renta de equipos, la pulverización de los bastones con antibacteriales, y la toma de temperatura tanto a empleados como a esquiadores.

En la misma línea, el ejecutivo reconoció que la situación es crítica y que diagraman distintos escenarios posibles, pero que la principal prioridad es preservar la salud y las fuentes de trabajo.

En cuanto a las opciones que barajan para reabrir los centros, Torres García señaló que analizan abrir las montañas por sectores, de acuerdo a la demanda, a la vez que indicó que es muy difícil que puedan llegar extranjeros esta temporada. “Pensamos en todas las posibilidades para facilitar la posible llegada de visitantes a Cerro Bayo, hasta ayudar con el pago de la nafta si no se puede llegar en avión, pero todavía todo lo que proyectemos es incierto. No sabemos qué restricciones estarán vigentes en ese momento”, subrayó.

En el Cerro Catedral, ubicado en Bariloche (Río Negro), se está trabajando para que puedan empezar con las tareas de mantenimiento que les permitan llegar en buenas condiciones al inicio de la temporada. “Si las condiciones están dadas, abriríamos la montaña. Nuestra principal preocupación es mantener a todos seguros, a nuestros empleados, visitantes y proveedores. Todavía es muy pronto para tomar alguna determinación, pero nuestro esfuerzo está abocado en estar listos para poder abrir la montaña el 1° de julio con la mayor cantidad de servicios posible”, concluyeron desde el mencionado centro.